Terrat Pack: Final Apoteósico

Copia de IMG_0376

Se acabó. Todo lo bueno también tiene un final, o no. El Terrat Pack en Barcelona fue como la obra de teatro de Berto: Una gran apoteosis.Lo dieron todo, pero todo, TODO. Lo bueno y lo malo. Estaban arropados por su tierra y eso se notó. Estaban agusto encima del escenario y se entregaron al máximo. Me reí incluso más que con el de Madrid. 

 Espero que no sea la última vez que se vea a estos cuatro monstruos del humor juntos porque es un honor contar con su presencia tanto individual como en conjunto. Cada vez que veo el espectáculo aprendo cosas nuevas. Me gusta verles, escuchar y aprender de ellos. Cada gesto, cada guiño, cada frase de guión…todo tiene algo de lo que sacar un aprendizaje.

Fui dos días: viernes y domingo. Del viernes me quedo con el truco de magia final. Andreu consiguió adivinar la carta que había escogido sus tres “teloneros” con el dice. Claro que si tienes en cuenta que todo el mazo estaba formado por la misma carta…pero fue muy bueno. Y del domingo me quedo con todo: La salida de Corbacho, Berto y Andreu al principio, el video sentimentalista con el que casi lloro, Corbacho prerguntándome que es lo que más me gustaba de Andreu, Berto llamándome santa y su monólogo, Jordi y su entrada follonera, Andreu y su monólogo-terapia y el bailey truco final. Todo fue bueno y no te puedes quedar con algo en concreto.

Ahora llegan las vacaciones y toca descansar pero desde luego no se irá de mi mente nunca cada momento de la función ambientada con una música de fondo con cuatro de las voces más grandes del mundo diciendo: ” Nada lo detiene, viene cuando llega: Terrat Pack, Terrat Pack!!!

Bud Spencer

Hay personajes imposibles de olvidar. Cada uno tiene su guiño, tic, marca de la casa…como se quiera llamar. Algunos ejemplos son Zapatero y su talante, Andreu y su chaqueta, Rubianes y su mano-molinillo, House y su lupus…Bud Spencer y sus …ostias. Pero yo no sabía que este último había llegado a hacer una película.

Doble vida (La nave del misterio 2)

IMG_0177Ya sabía yo que mi vena periodística tenía que venir de algún lado.

Hoy, como todos los domingos, he cogido el diario “Público” para leer la columna semanal de Berto, y después ojear qué pasa por el mundo. Cuál ha sido mi sorpresa cuando en la sección de economía, o dinero como titula “Público”, he descubierto que mi madre tiene una columna.

Mi madre debe tener una doble vida en la que por las mañanas hace de administrativa pero por las noches se pone sus calzones por encima de unas medias y una capa y sobrevuela la ciudad de Madrid en busca de noticias económicas aplastando al terrorífico desempleo, manipulando la inflación y recuperando la economía con sus superpoderes de madre. Y todo eso antes de que vuelvas a casa de fiesta y te pille con la moña, el cual no es mi caso, pero si ocurriera seguro que vendría antes de que yo llegara a casa.

A partir de ahora me comeré toda la verdura, no sea que mi madre ataque a mi economía linguítica, monetaria o de otra clase.