De vuelta a Camelot

Quiero volver a comer Spam (nota metal: para quien no sepa lo que es, buscad en wikipedia). Y como hay tanto Spam en Camelot…

El otro día fui con un amigo a apoyar la candidatura de Madrid para los JJ.OO en 2016. Desde luego no sé si nos los darán, pero por falta de ganas y apoyo que no sea. La gente se volcó con este apoyo (incluso pudimos ver por allí a Gallardón bailando, cantando y levantando su cartel azul) y fue impresionante ver coma la Gran vía, la Cibeles y sus proximidades se inundaban con los colores del logo de la candidatura. Sólo por eso nos la tendrían que conceder, pero habrá que esperar al viernes a ver que pasa. Pero que nos quiten lo bailao. Pudimos gritar, cantar y bailar al ritmo de un pulpo. No me digáis como pero así fue.

Después nos dirigimos hacía Gran Vía para tomar algo, (si, efectivamente, no nos quedamos a ver a Bisbal. Es muy buen tío, pero no apetecía estar con una masa de gente histérica. Demasiado agobio).  

Total, que como íbamos a Gran Vía, y pasamos por El Teatro Lope de Vega (casualidades de la vida) ya dimos una vuelta al edificio y vimos salir a los actores y bailarines de Spamalot. Y por fin pude conocer al gran Sir Lancelot (Fernando Gil), la revelación, junto con Jordi Bosch, del espetáculo.

Copia (2) de IMG_0193

Pude hablar con el un ratito (muy simpático y  un encanto de persona) y aproveché para decirle que volvería a ver la obra el miércoles.  Si, efectivamente, mañana vuelvo a Camelot con el Rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda…y con la gran dama del lago por supuesto (es que esta chica tiene unos cambios de humor…es mejor mencionarla).

Música, interpretación, buena gente y humor… mi apoteosis de la felicidad. Todo eso combinado puede ser una bomba nuclear. Espero no petar mañana en el teatro…

Vamos a hacer un Pacto

Un pacto que tenga un cierto gracejo, unas canciones pegadizas y una gente simpática. Con todo eso ¿qué os parece si formamos un grupo?  Vale, pero ¿cómo lo llamamos? –EL PACTO. Este grupo alicantino está subiendo como la espuma y no podía dejar de escribir sobre ellos.

Yo no suelo ser fan de ningún grupo. Me gusta la música y la escucho, pero no me considero seguidora, fan, llámalo equis. Pero, como he dicho, me gusta la música, la buena música, y considero que este grupo la tiene. Además siempre hay que ayudar a quien intenta dedicarse a esto, por lo menos escuchar que nos tienen que ofrecer, porque nos pueden dar una sorpresa. Y en este caso así es. Os dejo aquí su último videoclip: La reina de los mares.

Spam a Lot

Copia de Imagen000

Ayer fui al teatro Lope de Vega a ver el musical de los Monty Phyton (dirigido por Tricicle) Spamalot. Todavía me está doliendo la tripa de reírme. Son poco más de dos horas de carcajada constante en la que todos y cada uno de los actores, actrices, bailarinas y bailarines del reparto brillan y te asombran con su actuación.

Un gran reparto que se complementa con la gran escenografía, decorados, vestuario…Increíble. Todavía estoy sin palabras. Para mi fue como tener un orgasmo (digo yo que debe ser la misma sensación). Ver los dos pilares artísticos que más me gustan (musical y humor). Fue una perfecta manera de celebrar el final de exámenes.

No se salva ni uno. Todos estuvieron brillantes. Pero sobre todo tengo que destacar a mis dos favoritos: Jordi Bosch y Fernando Gil.

jordi_boschJordi Bosch hace del loco e ilusionado Rey Arturo. La primera sorpresa de la tarde fue verle cantar y bailar. Jordi, un actorazo como la copa de un pino, ya nos había sorprendido antes con sus dotes interpretativas, las cuales son fabulosas. Pero verle salir tan digno calbalgando con unos cocos fue impresionante. Y después descubrir no sólo que actúa bien, sino que canta y baila como el que más. Fue un placer inmenso el poder verle tan cerca y disfrutar con su actuación.

No desvelaré mucho para no romper el factor sorpresa, pero si decir que fue un lujazo poderle verle bailando, cantando y actuando a la vez.

-“Soy Artuuuuro, Rey de Inglateeeerra. Más que un señor feudal. Gobierno en toda la isla y en alguna provinciiita franceeeesa.”

“Y yo soy el emperador de Norueeeega, ¡no te jode!”

 

Otra revelación de la tarde fue el gran Fernando Gil, quien ya había hecho anteriormente algo de Monty Phyton, concretamente una obra basada en el “Flying Circus”, un mix de sketches de los Monty Phyton.

1spamalot-03

Fernando Gil interpreta al fiel caballero Sir Lacelot, uno de los caballeros de la tabla redonda.

Para mí entre todos el mejor de la obra, con respeto al resto del reparto que son todos increíbles. Fue salir al escenario la primera vez e inundar con su presencia y texto de risas al público.

Pero no sólo hace del dubitativo (sexualmente hablando) Lacelot, sino que completa el triplete haciendo del hechicero Pijuz Magníficuz (un personaje muy gracioso también, sobre todo cuando sale “volando sin ninguna clase de mecasnismo visible”) y de un soldado francés (que fue con el personaje que más me reí. Aquí no sabía ya si pedir que me hicieran el boca a boca o morirme de risa). Su acento francés y un gag gaseoso, digámoslo así, completó el triplete de personajes que encarna Fernando y que lo hacen, para mí, el actor revelación de Spamalot.

 

Por último destacar también las voces de todos los miembros de la compañía. Sobre todo la de Dulcinea Juárez, quien encarna a la dama del lago y de Ignasi Vidal, que encarna al caballero Sir Galahad. ¡Qué potencias de voz! Espero que en sus casas las cristaleras estén a todo riesgo. Y por supuesto felicitar a la orquesta que acompañaba las canciones del musical. ¿Qué sería un Musical sin una banda?

Enhorabuena a todo el equipo y a Tricicle por el gran montaje y el presupuesto bien invertido.

Euforia

se muereeeeeeeeee

¿Sabes cuando estás tan feliz que te apetece gritar? Pues así me siento. Me apetece chillar hasta desgañitarme.

 Hoy ha sido un buen día. No diré que el más feliz porque esos están ocupados por lo momentos en que conocí a Andreu, Berto, Frank, Joan…y un largo etcétera. Pero si ha sido un día bastante bueno. Primero porque he terminado los exámenes, eso ya te induce un gran sentimiento de felicidad. Es increíble el momento en que acabas los exámenes, sobre todo si te han salido bien. Tienes ganas de bailar, gritar, reír… Seguro que High School Musical nació así, de un final de exámenes.

Y en segundo lugar una ristra (que no es la mujer de Risto) de buenas noticias que me han soltado de golpe y tanta información buena es digna de asimilación, si no te puede sentar mal.

Por cierto, antes de que se me olvide: Berto estará dentro de pocos minutos hoy en Tv3 con una sección en el nuevo espacio producido por el Terrat Divendres (viernes en catalán). No os lo perdáis. Ya tenemos otro sitio por donde seguir a Berto.

Con ganas

¿Con ganas de qué? Supongo que os estaréis preguntando eso, ¿no? Si no es así es que no sois muy curiosos. Eso puede ser bueno o malo. Para a mi forma de ver es malo, por lo menos inquietante, porque como decía mi profesor de filosofía: “siempre hay que tener un cierto punto de curiosidad (todo en exceso es malo), unas ganas de querer conocer, de preguntarse el porqué de las cosas, sólo así llegaremos a ser buenos filósofos”. Pero eso es extensible a otras profesiones. En mi oficio, si no tienes interés, al menos un cierto grado de curiosidad por las cosas, y eres como un cactus, puesto en el alféizar de la ventana viendo pasar el mundo, malo.

Pero temas a parte, aunque relacionado con eso, ya va habiendo ganas de empezar el nuevo curso. Y diréis: “¿Dios santo, pero qué dice esta loca? ¿Le han practicado una lobotomía? ¿Qué dice de que quiere empezar el curso, con los exámenes otra vez, los madrugones y la rutina?” Pues si. Me apetece todo eso. Bueno, lo de los exámenes…todavía estoy negociando con mi cerebro si esto ha sido fruto de la efusividad.

Me apetece descubrir las nuevas asignaturas de este año, los nuevos profesores, aprender cosas nuevas (que cada vez se van haciendo más amenas) y por supuesto me apetece volver a ver a mis compañeros. Porque como dice mi queridísimo Andreu Buenafuente: “los compañeros del trabajo son como la ducha…a los 15 días se le echa en falta”

Al fin y al cabo ¿qué es la vida sin esta rutina que te aporta todo tipo de emociones? ¿Os imagináis la vida todo el día en casa, tumbados, viendo la tele, leyendo o lo que sea, quedando con los amigos, yendo a la playa, de fiestas por la noches sin niguna preocupación…? Oye, pues a lo mejor no está tan mal. Pero si esto fuera así seguramente significaría que estaríamos en el paro y con los tiempos que corren el mayor regalo es estar en activo.

Memorándum

IMG_0149 Pues… ya está. Ya acabó la cuenta atrás, la espera, los nervios, la curiosidad…Ya están aquí. Buenafuente y su equipo vuelve a las noches de la Sexta y tod@s tenemos una cita con él.

Mañana a las 00.00 h espero que todo el mundo esté sintonizando, pinchando,  zappeando (como queráis decirlo) la Sexta para ver el regreso del humor, la risa, el buen rollo, todo.

Si no lo hacéis, o si por algún casual se os olvida, no pasa nada. No os preocupéis. Lo único que puede pasar es que yo me disguste mucho y si yo me disgusto mucho no pasa nada, pero…se donde vivís. Y me presentaré en vuestras casas de esta guisa (que no es precisamente el femenino de guiso), tal cual, con mi camiseta del pulpo, con mis gafas, mi gorro, mi escopeta de plástico y mi pinta de matón. Entraré, os sacaré los sesos y me los comeré y luego invitaré a Jack el Destripador para que acabe la faena.

¡Ey! Pero de buen rollo eh. Si aquí somos todos amigos. ¿Ya sabéis que tenéis que hacer mañana por la noche? ¿Seguro? Bien, porque no me gusta repetir las cosas.

Mañana a las 00.00h en la Sexta. Pasaré lista y como no estéis mi venganza será terrible.