2009: un gran año

Como todos los años este también se acaba, pero ha dejado muy buenos momentos y recuerdos:

A principios de año nevó como nunca en mucho tiempo en Madrid, y como se suele decir año de nieves año de bienes. Además era época de exámenes y los exámenes quieras que no unen. Conocí a mucha gente nueva en la facultad y se han quedado en grandes amigos.

En Febrero llegó el momento más esperado por mi y todas las seguidoras de Berto Romero: presentaba programa propio. Una aventura en solitario que emprendía valientemente en La Sexta y a la que tuve el placer y el honor de aistir.  Pudimos presencia el programa piloto en el cual se pudo ver toda la ilusión, esfuerzo y trabajo del equipo y por supuesto de Berto. Un buen programa que cayó a los pocos días. Falta de confianza por la sexta, muy mal. Pero no voy a hacer más leña del árbol caído. Ya conocéis mi opinión. El proyecto valía la pena, pero la audiencia manda.

El año continuaba y los viajes a Barcelona no paraban. Cada vez me cuesta más despedirme de aquella familia y a medida que pasaba el tiempo iba conociendo a más gente y creando un clima de confianza que a mi me emociona.

El curso también seguía su corriente entre trabajos de photoshop y premiere, partidas de mus en la cafetería, alguna clase de economía saltada. Pero dentro de lo que cabe fue un buen año y bueno profesores (aunque cueste reconocerlo).

Después llegó el verano y este empezaba pintando una sonrisa en mi boca. Me esperaba Barcelona con el Terrat Pack, programa Buenafuente y un gran BErto que actuaba en la semána cómica de Barcelona con un monólogo que “no se había preparado”: Fueron unas dos semanas muy intensas pero muy felices. Daban el pistoletazo de salida a un verano que solamente acababa de empezar. En julio Barcelona era el lugar ideal para estar en la playa, hasta que tocaba volver a Madrid. Allí me esperaban mis amigos, el gimnasio, las piscinas, las salidas al retiro y alguna cenita en el Pardo.

Agosto fue casi el mejor mes. Me iba a málaga a pasar unos días con mis padres y mis titos de Barcelona. Mi tito en mi casa de málaga. No me lo podía creer. Estuvieron una semana, pero esos días fueron los mejores. Me divertí mucho y disfrute mucho. Ojalá se vuelva a repetir.

Septiembre estaba a la vuelta de la esquina pero traía alguna sorpresa como los aprobados en tecnología y economía y por supuesto la revelación del año para una servidora: El 10 de Septiembre se estrenaba en Madrid, después de una temporada triunfal en Barcelona, ¡¡el musical Spamalot!!  Por fin algo que me pillaba cerca y no tenía que hacer un viaje de tropecientos kilómetros para verlo.

Pero Spamalot traería más sorpresas de las que pensaba. El 23 de Septiembre fui a verlo con mis amigos y me enamoré literalmente del musical (y todavía lo estoy). Gracias a ello pude conocer a mucha gente interesante y por supuesto a otro de mis actores admirados, mi queridísimo Fernando Gil. Pero poco a poco, a medida que seguía yendo a ver el musical, fui conociendo al resto del reparto, charlando con ellos, fiestas por aquí, por allí. Todavía me fascino al verles. Son gente tan cercana, cariñosa y amable que me parece hasta increíble. Creía que fuera del Terrat, no existía este tipo de gente, y me  equivoqué.

Los últimos meses han sido increíbles y muy intensos con Spamalot, Buenafuente y mi viaje a Finlandia; que también cabe destacar la experiencia de hacer un vieje en solitario por tierras desconocidas y a otra cultura totalmente distinta.

Y hasta ahora, Diciembre, un mes que ya nos deja en pocas horas y con ellas el año. Un año muy grande para mi, lleno de felicidad, algún disgusto y momento de tristeza, pero …¡oye! Dónde estaría la gracia si todo fuera felicidad y diversión. Además si todo fuera así no sabría cuando llega un buen momento.

Aún así, como os digo, este año ha tenido muy buenos…BUENÍSIMOS MOMENTOS. Ya lo dijo Berto en las uvas del año pasado cantando: ” en el 2009 algo pasará”. Y vaya si ha pasado. Pero este año no hubiera sido igual sin vosotros amigos, compañeros, familia al fin y al cabo, porque así os considero. Así que gracias a Berto, Frank, Andreu, Joan, Juan, Fernado (Salvados), Jordi, Rodelas, Mía, Nuri, Iris, Ainoa, Albert, Joan Grau, Marc, Xavi, Silvia, Freddy, Michel, Dani, Raúl, Yolanda, Santi, Tricicle, Fernando GIl, Víctor, Jordi Bosch, Dulcinea, Jesús, Josep Mª, Ignasi, Michelle, Ana, Néstor, Natalia, Luis, Marga, Merce, Purpu, Vicky… y mucha más gente que me dejaré seguro. Gracias a vosotros mi vida es un sueño real que jamás habría pensado que me pudiera ocurrir. Y espero seguir soñando con vosotros durante muuucho más tiempo y por muuuchos años.

¡¡¡OS DESEOS UN FELIZ 2010!!!

Anuncios

News al minute 4

La foto lo dice bien claro. Fernando Gil y Edu Soto se vuelven a juntar en al Teatro Haagen Dazs para hacernos partir el culo de risa con su “Personajes de la calle”. Ahora si puedo hablar con la experiencia de haberlo visto y os lo recomiendo fervientemente. Hora y media de risa continua creo que merece la pena. Venga va, que son sólo 15 euritos.

¡¡No os lo perdáis!! El 18 de Enero Fer y Edu vuelven para hacerte reír.

Catalan Christmas

Antes que nada Feliz Navidad a todos y a todas. Espero que hayáis hecho bien la digestión de anoche. Y os deseos unas muy felices fiestas y una buena entrada y salida de año. Seguro que el 2010 va a ser igual o mejor que el 2009.

Mis navidades este año han sido diferentes, especiales incluso. Acabo de llegar de Barcelona hace un par de días y la verdad es que me ha encantado vivir allí parte de las vacaciones. He visto Barcelona en todas las épocas del año pero nunca en Navidad y he de reconocer que está preciosa, más aún de lo que es. Ver la ciudad iluminada me llena de una alegría tal que es imposible expresarlo en palabras. Y si encima de ver de tal guisa la ciudad estás con las personas que más quieres…para qué pedir más.

No me dio mucho tiempo de ser consciente de que estaba en Barcelona, porque fue llegar, quedar con dos amigas en Sants e ir a casa para comer, jugar una partida al billar y acto seguido estábamos camino de plató para grabar el fin de año con Ana y Berto. Fue un verdadero placer poder pasar por primera vez un fin de año con Berto y toda esa familia del Terrat (presencialmente, se entiende). La música en directo de mi tito, la fiesta, tomar las uvas con Berto…fue una gran experiencia. Al salir de plató a la una de la mañana fuimos a cenar y todos los bares, restaurantes y discotecas de Barcelona estaban hasta los topes por cenas de empresa  y fiestas. Pero donde esté la casa…que se quite el resto. Nos fuimos a cenar a un restaurante cercano a luz de gas y fuimos a casa a tomar una copa y jugar al billar.

Al día siguiente la fiesta continuaba porque mi tito tocaba en Quartier. Me encanta verle tocar. Es un subidón de adrenalina en el que se te olvidan todos los problemas. Simplemente queda su voz y su música. Y así un día tras otro, fiesta y más fiesta. Algo muy común por estas fechas. Pero si esas fiestas las haces con tu familia y amigos, mucho mejor. Y así fue. Porque el martes pasado volví a plató. Hacía mucho tiempo que no hacíamos un doblete de plató y ya había ganas, aunque no fue intencionado, más bien cortesía de un buen amigo; pero igualmente se agradece.

Ese día fue especial porque había quedado con Fernando (de Salvados) para vernos. Tan encantador como siempre y detallista. Ese día estaba lloviendo y el hombre vino caminando hasta plató. La verdad es que fue un detallazo. Una vez en la puerta estuvimos hablando un buen rato mientras veíamos y hablábamos con la family del Terrat. Tan encantadores y cercanos como siempre. Cada vez que me despido de ellos se me pone un nudo en el estómago…Pero nos esperaba dentro una sorpresita. Oli (regidor de BFN) estaba enfermo y Berto salió a hacer el preshow. ¡Qué de recuerdos y menuda ilusion! Había ganas de volver a verle en el pre. A la salida foto por aquí, saludo por allá, buenos deseos por acullá…

 Y así de rápido pasaron las vacaciones en barna. Todo lo bueno pasa rápido. Pero eso no es tan malo como parece. Eso quiere decir que se disfruta y se sabe aprovechar cada momento. Al fin y al cabo de eso se trata. Además si no me fuera nunca podría volver. Hasta que llegue el día que ya no haga falta ir ni volver. Para ese día cada vez va quedando menos y menos. De momento habrá que conformarse con pequeñas dosis de felicidad.

¿Vosotros bien las fiestas? Os deseo que seáis muy felices y que aprovechéis cada momento porque el futuro no lo ha visto nadie.

Relato 10

La navidad había llegado a la ciudad. El frío, la nieve, las luces y el cariño que emana la gente en estas fechas se hacían presentes. Y aquellos lugares donde ella pensaba mejor se hacían más difíciles de frecuentar, por la distancia y el frío. Pero siempre le quedaría uno muy concreto en Madrid.

Cuando paseaba por una calle, no desconocida para ella (se podría decir que era como su segunda casa) miraba las luces que adornaban la fachada de los edificios. Los colores azules, amarillos y blancos la recordaban a su lugar favorito. Cerró los ojos y se teletransportó a un mundo lleno de felicidad. Pero sabía que estaba soñando despierta. ¿Ah si?

Abrió los ojos y se vio en una gran sala llena de copas de cava, tarta y rostros conocidos. Cuando terminó de abrir los ojos empezó a parpadear tantas veces como pudo. Se restregaba los ojos como si no se creyera lo que estaba pasando. La fiesta y la felicidad llenaba la sala de buen rollo y ella no hacía más que mirar al horizonte estupefacta.

De repente una mano grande y fuerte se posó en su hombro. Ella se giró y vio un brazo sosteniendo una copa y al final de él un caballero. ¿Su caballero? Ella le miró a los ojos con cara de sorpresa mientras él sonreía y le ofrecía la copa que estaba sosteniendo. No intercambiaron palabras, pero si miradas. Y con eso bastaba. Ambos sabían lo que estaba pensando el otro. La complicidad por fin se demostró en sus rostros. Y ella no sabía como demostrarle el cariño que le tenía. Pero la solución llegó pronto. Su caballero la rodeo con su brazo y en su mirada se podía ver el agradecimiento y el cariño.

No faltaron abrazos y besos esa noche, pero todo, incluso lo bueno, tiene un final. Apoyada en una esquina veía como su caballero se ponía el abrigo y su bufanda. Se acercó a ella sonriendo y se despidió. Ella se quedó mirando cada paso, cada movimiento. Era como si el tiempo pasara a cámara lenta. Pero cuando apenas ya podía ver al joven, este giró la cabeza y la guiñó un ojo. Ella sonrió y se quedó pensativa en un rincón de la sala. ¿Todo eso había pasado de verdad? Estaba claro que si.

Pensaba en los últimos tres años, veía imágenes de tan buenos momentos vividos en ese período de tiempo y pensaba en esa misma noche. Tenía clara una cosa: Su vida era maravillosa.

Rumbo a Finland

Este puente he ido a Finlandia. Si. Allí, a tomar por saco para arriba del mapa. Un lugar fresquito, con una ligera brisa. Bueno vale, hacía frío, pero se aguantaba bastante bien.

Cuando llegué al aeropuerto de Helsinki estaba medio dormida porque eran las 12 de la noche con el cambio horario, pero me dio la impresión de estar en un hospital. Pasillos largos, colores azules y verdes… Cogimos un autobús porque habíamos quedado con una amiga y nos costó 4 euracos. No es cara ni nada Finlandia…Cuando llegamos, antes de ir a casa, fuimos a cenar al primer restaurante típico finlandés: un Mc Donals, claro que si. Para no perder el contacto con nuestra cultura.

Al día siguiente empezamos a conocer la ciudad un poquillo y fuimos a Seurasaari, un parque precioso que estaba en una especie de isla rodeado de agua donde dimos de comer a ardillas, pájaros, patos y un cuervo psico-killer que también había por allí.  Por la tarde coincidió que se celebraba el día de la independencia finlandesa y pudimos deleitarnos con un desfile militar, cánticos finlandeses y un discurso del que no nos enteramos de nada, pero allí estábamos, aplaudiendo. Que por cierto, como curiosidad: los aplausos finlandeses son muy curiosos; como todo el mundo lleva guantes suena como si se estuviera rajando el cielo por alguna tormenta. Fue muy curioso. Después fuimos a tomar un chocolate caliente con Emmanuel (un francés) y Lisa (alemana), que eran dos amigos de nuestra Erasmus. Muy simpáticos. Por la noche cenamos en casa y estuvimos viendo Alicia en el País de las Maravillas. Cuando sales de casa no se por qué pero te entra la nostalgia de ver películas disney.

Al día siguiente estuvimos de turisteo mañanero y fue espectacular ver la navidad en una ciudad distinta a la tuya. Hasta las grúas estaban adornadas con árboles de navidad. Y por la noche (teniendo en cuenta que esta empieza a las 3 de la tarde) nos fuimos a patinar sobre hielo. Nunca lo había probado y es divertidísimo. Al final acabamos medio bailando y haciendo musicales on ice. Y para rematar el día terminamos cenando en un restaurante típico finlandés donde probamos el reno ( que en finlandés se dice “porro”) y unas albóndigas gigantes, que por lo vistos son los platos típicos de allí.

En realidad solo fueron dos días, porque los otros dos nos lo pasamos en los aeropuertos de Barajas, Frankfurt y Helsinki , pero dos días muy intensos. Nos lo hemos pasado muy bien y hemos conocido otra cultura. Un cultura impresionante. Es increíble la educación y la mentalidad de la gente de Finlandia. Muy mentalizada con el medio ambiente, con la educación…

Una muy buena experiencia. Próximo destino: París!!!

News al minute 3

Estamos de celebración esta próxima semana. La corte de Camelot celebrará el día 15 de Diciembre la representación número 400, y lo hará con la presencia de una serie de invitados muy especiales como Paz Padilla, Arturo Vals, Santiago Segura…Un montón de gente que participará y ayudará al Rey Arturo y a sus locos Caballeros de la Mesa Redonda en la búsqueda del Grial.

Spamalot, que empezó en Barcelona el día 9 de Septiembre y realizó un total de cerca de 300 representaciones en la ciudad condal, ha sido uno de los espectáculos más vistos de este año y ha sido premiado al mejor musical y mejor actor (Fernando Gil).

No lo olvidéis, el 15 de diciembre, este próximo martes, función 400 de Spamalot, en la Gran Vía de Madrid. Una buena oportunidad para ver lo bonita que está iluminada por la navidad y echarte unas risas con ese maravillosos reparto.

¡¡¡No os lo perdáis!!!