Relato 16

Cuando llegó a aquel pueblo de las afueras de Madrid estaba empezando a brillar el sol con un naranja muy intenso y la temperatura empezaba a subir.

La fachada del teatro era una cristalera y la calle se reflejaba en ella con gran claridad. Ella la observaba y miraba el cartel de la obra que iba a ver. Allí estaba su caballero, era uno de los protagonistas. Los ojos de la chica decían más que las propias palabras. Contemplaba la cara de su caballero con ilusión, admiración y felicidad. De pronto, algo se movía en la cristalera. Tres figuras se acercaban al teatro y ella pudo reconocer la cazadora azul de su caballero. ¡Era él! ¡Ya estaba aquí! Por fin…tenía tantas ganas de verle…

Él llegó, contemplo el cartel de su obra y sin dejar de mirarlo dijo: “¡Hola! Te he visto por el reflejo”. Ella sintió como el corazón le latía a mil por hora y no pudo más que mostrar una gran sonrisa y abrazarle. Estaba en un estado catatónico. No era capaz de pronunciar palabra de los puros nervios que sentía. Pero él supo llevar la conversación a buen puerto hasta que se despidieron porque tenía que ensayar. “Bueno, me voy para dentro. Luego nos vemos” – dijo él. Ya no importaba nada. Todo lo malo se había esfumado como una nube de humo. Era feliz. Estaba otra vez junto a su caballero.

Pasaron dos horas y por fin entró en la sala. Era preciosa…y enorme. El público iba entrando y ella no podía sentarse. Estaba tan nerviosa que no podía más que andar por el hall hasta que llegara la hora. Al rato sonó una campana que anunciaba el comienzo de la función. Se sentó en primera fila. Su cara dibujaba una sonrisa más amplia a cada segundo que pasaba. Se apagaron las luces de sala y su caballero apareció en escena.

La obra era muy entretenida pero ella estaba embelesada con la capacidad interpretativa de ese joven. Tenía una mirada tan profunda…“Una mirada de actor. Tiene mirada de actor”– pensaba ella. Cuando terminó el público rompió en aplausos y ella se sentía orgullosa. Los comentarios de la gente no escatimaban en elogios hacia su joven actor y el resto del reparto. Las voces, la interpretación…todo era digno de elogio.

Cuando salió del teatro estaba lloviendo, pero no le importaba. Su caballero le había dicho por donde saldría y allí decidió esperar. Al cabo de un rato la lluvia se iba haciendo más intensa. Miraba hacía el lugar por donde saldría, pero allí no había nadie. Solo una luz que emitía sombras en movimiento. De repente, una figura apareció de esa luz, salió a la calle y se aproximaba a la chica. Ella reconoció la cazadora y elevó la mirada hasta el rostro de la figura. ¡Era él! ¡Su joven actor había salido a buscarla bajo la lluvia! Ella estaba impresionada con el comportamiento de su caballero. Tenía tantos detallazos con ella… Ella le saludó y empezaron a hablar, pero la lluvia se hacía cada vez más intensa. Él la llevó dentro del teatro y le presentó a la compañía. Era gente muy maja.

Una vez dentro, él empezó a recoger el decorado y el atrezzo de la obra. Ella le ayudó, pero cuando tuvieron que pisar el escenario ella se quedó en el medio contemplando las butacas, imáginandose al público, sintiendo el suelo y se vio a sí misma interpretando cientos de papeles y soñando con que algún día pudiera trabajar de ello. Él se percató. La rodeó con su brazo y la dijo: “Impresiona, ¿eh? La verdad es que es una sensación muy agradable”. Ella asentía con la cabeza con una mirada esperanzada.

Después estuvieron hablando un buen rato. Hacía mucho que no se veían y tenían muchas cosas que contarse, proyectos que compartir, miradas y sonrisas que intercambiar…Ella estaba en una nube. Era feliz. Su caballero estaba otra vez cerca.

Cargaron todo en la furgoneta y la compañía decidió cenar algo  por el centro. Ella había traido su coche así que no le importaba acercarles. Se repartieron en los coches, pero su joven caballero decidió irse a la habitación. Estaba muy cansado y tenía muchas cosas que preparar y estudiar. Ella lo comprendía. Sabía que tenía mucho curro y en el fondo ella se alegraba de ello, pues así le seguiría viendo en otros proyectos.

Se despidieron. Él le dio las gracias por venir y se dieron un fuerte abrazo. Pero ella no estaba triste. Sabía que al día siguiente volvería a verle.

Anuncios

Relato 15

Pasaban los minutos, las horas y los días juntos. No había día, de los últimos que quedaban que ella no fuera a verle. Además ahora era el protagonista. Su joven y atractivo caballero estaría en la función cada noche. Charlaban, reían, se abrazaban…Todo era perfecto.

 De repente ella se armó de valor y le dijo: “¿Te apetece tomar algo el domingo en plan despedida de la última función?”.  Él sonrió y contestó: “Hombre, lo que podemos hacer es tomar algo aquí, que nos invita el teatro a una copita”. No estaba creyendo lo que oía. La estaba invitando a la fiesta de final de obra. Estaba anonadada con las palabras de su caballero. Ella aceptó sin dudarlo y sólo estaba esperando que ese momento llegara, aunque sabía que sería el último.

Cuando llegó el día ella estaba muy nerviosa. Estuvo 2 horas preparándose, maquillándose, poniéndose guapa para su caballero. Y allí, en el Hall del teatro, miraba esperanzada e ilusionada a su alrededor esperándole.

Empezaba a llegar gente pero no la persona que esperaba. De repente un amigo suyo le dice. “mira, por allí viene tu querido actor” . Ella se volvió, se miraron y ambos sonreían. Se acercaron y se fundieron en un gran abrazo. Hablaron toda la noche, estuvieron juntos, sonriendo, hablando de sus cosas… ¡Menuda noche más maravillosa!

De repente una dulce melodía sonaba de fondo. Era la alarma de su móvil. ¿Todo había sido un sueño? No. Eso había ocurrido de verdad, pero desde que eso pasó ella no soñaba con otra cosa. Cada noche revivía esos últimos momentos que pasó con él. Hasta la despedida estuvo cargada de emotividad, amistad y cariño.

Apagó la alarma y observó un mensaje en el móvil que ponía: “Obra a las 20 h”. ¡Es verdad, era hoy! Había pasado un mes y medio desde la última vez que vio a su caballero y hoy por fin volvería a verle, pues él regresaba a madrid con otra obra que pintaba muy bien. 

Ella había imaginado muchas veces como sería el reencuentro. ¿Se acordaría de ella? ¿Seguiría teniéndole el mismo cariño? Ella no había dejado de pensar en él ni un solo día. Ya tenía ganas de poder abrazarle de nuevo.

Las horas pasaban lentamente. El segundero parecía ralentizarse en su movimiento circular. Cuando llegaron las 5 de la tarde, se empezó a vestir y decidió irse al teatro para ver llegar a su caballero. Cogió las llaves del coche y puso rumbo hacía el horizonte. El cielo empezaba a clarear y las nubes negras empezaban a disiparse.

¡Toma Lacasitos!

Qué sería un mundo sin borrachos y controles de alcoholemia… Son dos conceptos que ya incitan al humor (por lo menos para los espectadores). Y además , si le añadimos el concepto “Callejeros de Cuatro” obtenemos como resultado el siguiente fragmento:

Pues eso…pim pam, toma lacasitos. Viva España, viva el Rey, viva el orden y la ley. En dos frases se resume todo. Espero que al menos la Guardia Civil haya acompañado a la madre del muchacho a un hospital psiquiátrico y esté recibiendo el debido tratamiento.

News al minute 9: Danza y humor

¡¡Cómo viene este mes de Abril señores!!  Sobre todo para el mediterráneo.

Valencia, Madrid y Barcelona están de suerte. Tienen actuaciones que no os podéis perder. Sobre todo si las protagonizan Toni Viñals, Fernando Gil y Edu Soto.

Para empezar, el próximo día 12 de Abril se realizará en Barcelona (en el Almeria Teatre) “La Nit de la Dansa” en la que se proponen una serie de piezas de dansa, como su propio nombre indica.

L´Almeria Teatre se encuentra en el Carrer Sant Lluís nº64 (Barcelona), y entre algunas de las piezas que se llevarán a cabo se realizará “De Perdidos al Río” con mi querido Toni Viñals y Teresa G. Valenzuela. No os lo perdáis. Habiéndole visto bailar os aseguro que no os va a decepcionar. Es más…yo iría cogiendo cita con el dentista, porque  se os va a quedar la boca abierta. ¡Qué rabia no vivir en Barcelona…!

Y por otro lado, Fernando Gil y Edu Soto hacen doblete este mes en Valencia y Madrid. Este dúo humorístico pisará el teatro Ateneo de Valencia el próximo 9 de Abril con una doble actuación (a las  20.30 y a las 23 h). Y el día 24 de Abril estarán en Madrid, pero esta vez un poco más lejos (para mi, claro).

Esta vez actúan en Arganda del Rey, en el café-teatro Casablanca (c/ santo tomas nº5, Madrid). Sábado 24 de Abril a las 22.30.

Así que ya lo sabéis. Este mes de abril se llena de danza y humor para que empecemos bien la primavera.

¡¡No os lo perdáis!!

Furia de Michael Jackson

Esta semana Santa se ha pasado volando, pero ha sido bien aprovechada. ¿Qué mejor que pasar unos días en el teatro y en el cine? Pero vamos por partes, como diría Jack el Destripador. Hoy os vengo a hablar de “Furia de Titanes” y “Forever King of Pop”.

“Furia de Titanes” cuenta la historia de Perseo, hijo de Zeus, un semidios con vocación de hombre.

Titanes, Dioses, batallas, bichos gigantes…esta película tiene de todo. Creo que es una de las pocas que me atrevería a recomendar ver en 3-D. Los efectos de esta película no tienen desperdicio.

Aunque debo admitir que se me hizo muy corta, además de un final totalmente previsible, la recomiendo. Si te gusta el mundo de la mitología te encantará la película.

El argumento, como ya he dicho, gira en torno a la vida de Perseo, uno de los hijos de Zeus, quien descubre que es un semidios con un destino marcado. Pero se dará cuenta de que el destino no lo marcan los dioses, sino el propio hombre con cada uno de sus actos.

Por otro lado volví, después de casi más de un mes, a la Gran Vía madrileña, más concretamente a mi ya querido teatro Lope de Vega, donde tantos y tan buenos momentos he pasado. Esta vez para ver el musical sobre el rey del pop, Michael Jackson.

La verdad sea dicha, no tenía ningún interés en ver este “musical”, si es que se le puede calificar como tal. No soy fan, ni seguidora de Michael Jackson, aunque debo admitir que sus canciones no están mal. Pero tenía el compromiso con mis amigas de sala de ir para allá y lo prometido es deuda.

Pero he de admitir, que para no gustarme Michael Jackson, me gustó bastante el espectáculo.

“Forever King of Pop”  te permitirá conocer algo mejor la vida de Michael Jackson y pasar un buen rato con sus canciones. El público acompaña en todo momento a los artistas del escenario cantando las canciones, aplaudiendo y hasta bailando en algunos momentos.

Me quedo sobre todo con dos grandes momentos de la obra: las coreografías y con David Memba Gracía.

Tantos los bailarines como los dos Michael Jackson protagonistas bordan las coreografías al más mínimo detalle. Duras coreografías por otro lado que acompañan el espectáculo durante poco más de dos horas.

Y por otro lado David, un muy jovencito bailarín de apenas 7 años que se lleva al público de calle. Fue un deleite verle bailar tan bien siendo tan pequeño. Un mini-Michael Jackson en potencia sin duda. 

Así que ya sabéis. Aquellos fieles seguidores de Michael Jackson disfrutarán seguro con este espectáculo, no había más que ver los aplausos y vítores que había cada vez que salían los dos protagonistas haciendo un homenaje a las coreografías y canciones del “rey del pop”.

Y a los que no os diga nada, como a mi, también os la recomiendo. Siempre yendo al teatro se aprende algo nuevo y la verdad es que merece la pena. Desde aquí doy mi más sincera enhorabuena a todo el reparto.