Relato 18

Hacía ya dos meses que no veía a su caballero y ella no dejaba de pensar ni un sólo momento en él. Cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día él estaba en su cabeza. Su sonrisa y su voz se concentraban en el pensamiento de la chica.

“Venga que tienes que estudiar. ¡Concéntrate!” – Se decía ella.

Estaba llena de exámenes, pero no paraba de pensar en él. Veía mensajes de que su caballero estaba haciendo una nueva obra en Barcelona y ella no podía ir. 

Era viernes y como cada día se puso a estudiar. Miró el correo en el ordenador. Ese traicionero le avisaba que sólo quedaban dos días para que terminara la obra. Parecía que el ordenador se estaba riendo de ella mostrándole la cuenta atrás. Una cuenta atrás que ella sabía de sobra y en la que era mejor no pensar.

“¿Y si voy? Total, sólo es un día. Además puedo estudiar en el viaje…Si es que es imposible, tengo demasiados exámenes” – pensaba ella.

Le dio muchas vueltas. No fue poco lo que pensó y era mucho lo que se estaba jugando. Pero de repente el ordenador le avisó de que tenía un nuevo correo. Un correo de la compaía de teatro avisándola de que eran las últimas funciones y que su caballero estaría allí.

No sabía qué hacer. Ella quería, pero el deber era lo primero. De repente giró la cabeza y miró una foto de su caballero en la que él estaba sonriendo. Ella sonrió al ver esa foto y le vino a la memoria las palabras de la conversación que tuvieron antes de hacerse la foto: “Te prometo que te seguiré viendo cuando esto acabe. Saldrán nuevos proyectos y allí estaré yo, en primera fila para verte”

Cogió la foto entre sus manos y se quedó contemplándola un momento. La giró y detrás había algo escrito. Era la letra de su caballero: “Gracias por todo, nos vemos muy pronto”. Ella volvió a sonreir y como si hubiera perdido el juicio compró la entrada para la obra de su caballero y los billetes a Barcelona. “Una promesa es una promesa” – pensó. “Además, él se merece eso y más”.

 Así que el domingo, día en que terminaba la obra se plantó en Barcelona. Estuvo esperándole en la puerta del teatro. Ella miraba abajo y arriba de la calle para ver si le veía, pero nada. Seguramente ya habría entrado. De repente Una voz muy familiar sorprendida le dijo: “¡Nenaaa, qué sorpresa!”-exclamó. Ella no le había visto llegar y se giró sorprendida. Le dio un fuerte abrazo y ambos sonrieron. Le había echado tanto de menos que no podía parar de mirarle. Ella estaba muy contenta de poder estar con él otra vez. Y a él se le veía muy sorprendido. Su sonrisa lo decía todo.

Cuando salieron de la obra ella le felicitó. La verdad es que se lo había pasado muy bien. Había sido muy divertida y él lo había hecho muy bien. Como siempre. Se quedaron charlando un rato. La temperatura era ideal. Hacía muy buena noche y las estrellas iluminaban el cielo despejado de la ciudad condal. Cuando ella le explicó  por qué había venido el reía y no daba crédito. Pero no tuvo por menos que abrazarla y darla las gracias.

“Por ti, hago esto y más, te lo mereces” -pensaba. Pero no se atrevería a decírselo nunca. Era demasiado respetuosa en ese sentido. Sabía que no podía decirselo. Algo se lo impedía. Pero se conformaba con poder estar con él.

Noche estrellada, buena temperatura, Barcelona y su caballero. Era todo lo que necesitaba.

3 Respuestas a “Relato 18

  1. Barcelona es poderosa, Barcelona tiene el poder! jejeej
    A ver qué pasa en el siguinte relato! Si la chica del relato vuelve a Barcelona, claro… jeje
    Un beso!

  2. que bonito relato!!! que locura la de la chica del relato, pero esque por toda la historia que has escrito, se ve claramente que hay un iman en ella y en bcn!!!

    aver que pasa en el proximo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s