Relato 19 (1ª Parte)

El verano se aproximaba a su fin. La chica, acompañada de su soledad, recordaba el comienzo del verano, lo feliz que había sido estando otra vez con su caballero. ¿Cuándo volvería a verle? No lo sabía. No sabía nada de él desde hacía varios meses. Esos meses calurosos los había pasado reflexionando seriamente. Llegó por un momento a la conclusión de que si no volvía a ver a su caballero no tenía nada. La ilusión, la felicidad, todo lo que le ayudaba a seguir hacia delante era él. Sin él la chica no era más que una balada con un final trágico.

Encendió el ordenador. Su único compañero en esos largos días de soledad y calor y recibió un mensaje. Su caballero ya no sería tal, ahora sería un becario en un bufete de abogados. ¡Había conseguido el papel! La chica, llena de alegría,  no sabía que hacer. No sabia si llamarle, enviarle un mensaje felicitándole…ahora tenía una buena escusa para volver a contactar con él. Pero en medio de la euforia surgió la voz de la conciencia que le dijo: “ahora no, que estará hasta arriba de trabajo”. Lo pensó fríamente y le hizo caso a la razón. Además lo bueno era que por fin volvería a ver a su caballero…abogado, abogado. Ahora se tendría que acotumbrar…

Pasó el tiempo y cuando vió la fecha del estreno se llevó una grata sorpresa: ese fin de semana su estimado abogado cumplía años. Qué mejor día para ir a verle.

Y, efectivamente, así fue. Esa mañana se levantó tan pronto que aún no había salido el sol. Los nervios hacía mella en ella y no pudo volver a conciliar el sueño. Hizo la maleta tranquilamente y se dirigió a la estación para coger el tren que le acercaría otra vez a la felicidad. Una amplia sonrisa iba dibujada en su cara y no se la podía borra nadie.

El tiempo se hacía eterno. La obra no empezaba hasta la noche. Así que decidió relajarse dándo una vuelta por esa maravillosa ciudad. Se fue a la playa, un lugar donde le gustaba estar. Se sentó en la arena y se relajaba mirando al mar y pensando en ese reencuentro.  Cuando miró el reloj ya era la hora de volver a casa y arreglarse, su caballero-abogado la esperaba.

Anuncios

Una respuesta a “Relato 19 (1ª Parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s