Poniéndome al día

Tengo que hacerlo. Tengo este blog últimamente un poco descuidado, pero con las clases estoy prácticamente todo el día fuera. No me da tiempo a nada. Ahora que viene un puentecillo hay que aprovechar a descansar pero también divertirnos un poco.

Antes que nada, felicitar, por supuesto, a mi querido Berto Romero que ha sido papá!!! Desde aquí deseo que la madre y el peque estén bien y que todo haya salido fenomenalmente bien. A disfrutar, Bertito!!! No me cabe la menor duda de que vas a ser un padrazo.

Por otro lado, hoy después de unos cuantos meses vuelvo a ver a Fernando Gil. Desde marzo no le veía y ya se le echaba en falta. Aunque le he seguido viendo por la tele en las miniseries que Telecinco ha emitido en estos meses como “Alfonso, el príncipe maldito”, en la que hacía de nuestro rey, Don Juan Carlos de Borbón, y en “Felipe y Letizia: deber y querer”, donde hacía del príncipe Felipe.

Yo lo he dicho muchas veces, no valgo para ser crítica de televisión, cine, teatro… Pongo lo que quiero ver y voy a ver lo que me gusta. Si no no lo vería.  Además no me gusta criticar por criticar. Me parece muy respetable el trabajo de toda la gente que trabaja en teatro, cine, televisión… y me cuesta mucho criticarlo negativamente porque se todo el trabajo que implica. Tendría que ser una bazofia muy grande.

Y diréis, ¿de qué habla Yani ahora? Pues hablo de las durísimas críticas que ha recibido la miniserie de “Felipe y Letizia”. Es cierto que algunos fallo ha tenido, pero eso no es razón para criticarlo así. Me parece que el trabajo de los actores ha sido excelente. Fernando y Amaia han captado perfectamente el espíritu y la esencia de ambos personajes y lo han sabido llevar a la pantalla. Juanjo Puigcobé también me pareció muy bueno. Lo que pasa que en cuanto vemos una ligera imitación del rey ya parece que nos estemos cachondeando de él. Pero no es así. Juanjo hizo un gran trabajo también con su personaje.

Así que seré rara o no sabré ver cuando un trabajo está bien hecho, pero a mi me gustó. Así que Fer…ENHORABUENA por tu príncipe.  Esta noche si consigo hablar con él se lo diré. Porque a mi me encantó cómo lo hizo.

¿Qué si voy a ver a Fer? Pero si os lo he dicho antes. Si es que no me esucháis… Hoy Fernando Gil y Edu Soto actúan en Rivas-Vaciamadrid con su obra “Personajes de la calle”. Después de ver a Fernando en la tele me dio el gusanillo de volver a verle y justo me entero de que actúa hoy. Pues ya tenemos plan para el fin de semana, ¿no?

Si queréis verles, estarán esta noche en la Sala Covibar con “Personajes de la Calle”. A las 21.00 de la noche. ¡No os lo perdáis!

Refexiones a las 8.00 AM

En el coche, de camino a la facultad, me gusta ir escuchando música. Y dependiendo de la canción suelo pensar en distintas cosas, todas relacionadas con una persona.

Pero hoy iba escuchando “Vivir así es morir de amor” (de Camilo Sexto, pero interpretada por lo chicos de 40, El Musical) y me ha dado por pensar en las peluqueras. Seguro que muchas mujeres han llegado a esta conclusión. Yo tengo la teoría de que las peluqueras tienen una asignatura, cuando estudian para ello, que es “Dislexia I”.

Siempre que le dices a una peluquera que te quieres cortar el pelo CORTITO te corta las puntas. Y cuando te quieres cortar las puntas te dejan más rapada que un Skin-head. ¿Por qué?

Hasta aquí las reflexión de las 8 de la mañana a día 18 de Octubre de 2010. Muchas gracias.

“Son sueños que son de verdad”

“Gisela, Toni Viñals y Josep Palau (de izquierda a derecha)

Así empieza una de las canciones del canto del loco que cantan en “40, el musical” Toni Viñals y Josep Palau.

Pero los sueños… ¿sueños son? ¿O es posible vivir en realidad tus sueños? ¡Qué filosófica me voy hoy a la cama! Y todo esto para contaros lo contenta que vengo de mi, ya habitual, viaje a Barcelona. Y diréis: “¡Qué novedad! Pues efectivamente. Novedad ninguna. Esa tierra es como mi segunda casa. Incluso la primera, me atrevería a decir. Tal vez la tenga idealizada…o tal vez no. Tal vez tengo allí a mucha gente querida y eso me obliga a escribir estas palabras… En cualquier caso cada vez que vengo de allí lo hago con una sonrisa dibujada. Sonrisa que no dura mucho, la verdad. Porque es llegar a Madrid y volver a tornar todo de un gris melancólico.

Pero para hablar de desgracias ya está Jiménez Losantos. ¡Yo vengo a hablar de mis vacaciones! Como diría Paco Umbral con su libro, ¿no?

En fin…una gran semana en Barcelona con los compañeros y amigos de 40, el musical. De corazón os lo digo que si queréis ir a verlo no os perdáis al elenco de Barcelona. Insuperable. Y no lo digo porque esté Toni (que también), sino porque lo han mejorado respecto a Madrid. La escenografía no tiene nada que ver, algunas canciones son diferentes (a mejor, yo creo), las dotes interpretativas de los actores totalmente diferentes…

Yo misma no tenía ningún interés en ver el musical. Estuviera bien o no. No era nada personal. Hay musicales que, por la razón que sea no te llaman la atención. Pero cuando Toni me dijo que se iba a presentar reservé un hueco para verlo allí, en la ciudad condal y…me quito la cabeza.  Sólo con saber que es un musical que contiene las canciones de nuestra vida (aquellas con las que hemos llorado, reído, pasado momentos inolvidables, aquellas que hemos cantado o dedicado a la persona querida), sólo por eso, merece la pena. Pero además la trama y los personajes te van envolviendo con sus historias.

Desde aquí os recomiendo que, si tenéis la oportunidad, no os perdáis “40, el musical” en Barcelona. Llevan cerca de un mes en cartel en el teatre Victoria y están arrasando. Es un lujazo ver a Toni en escena, siempre lo digo. Pero también es un lujo poder disfrutar del resto del reparto: Carlos, Josep, Naím, Gisela, Mayte, Gerardo, Esther, el cuerpo de baile… Todos muy grandes. Tres horas de canciones, risas, lágrimas, fiesta y una muy buena gente. A mi no se me ocurriría un plan mejor.