Et faré una promesa: seré per sempre teva

Bonita frase, ¿verdad? A más de una nos gustaría que nos dijeran eso…y más de uno se derritiría también si una chica le dijera eso. Para los que no lo entendáis os lo traduzco. Es de una canción de ” El Mikado” y quiere decir “te haré una promesa: seré por siempre tuya. O tuyo, como en el caso de la obra.

Hoy os vengo a hablar de otra gran producción: El Mikado de Gilbert & Sullivan. El Mikado trata de la historia de una pareja de enamorados: Nanki-Poo y Yum-Yum, interpretados  por mis queridos y respetados Toni Viñals y Dulcinea Juárez.

Todo comienza cuando el gran emperador del japón “El Mikado” ha prohibido que los hombres y las mujeres puedan flirtear fuera de los vínculos matrimoniales y por ello uno de los ciudadanos, Koko, ha sido condenado a morir decapitado. Pero en el último momento se salva y es nombrado gran verdugo oficial, con lo que niguno en el pueblo de Titipú podrá ser decapitado si no se decapita él antes.

Hasta ahí todo perfecto, reina la paz en Titipú. Si no fuera porque aparece Nanki-Poo, hijo de su majestad imperial El Mikado, disfrazado de segundo trombón y enamorado de Yum-Yum, la pupila y prometida  de Koko. Nanki-Poo y Yum-Yum vivirán una gran historia de amor o intentarán vivirla…

Y ya no os cuento más, la tenéis que ver. Ni que decir tiene que la interpretación del reparto es impresionante. Pero como la cabra tira al monte debo hacer una mención especial a Toni y a Dulci.

Cada vez que esucho a estos dos pedazos de artistas se me desencaja la mandíbula.  Sus voces son impresionantes y no lo digo por el cariño que les tengo, es que realmente tienen unas voces que sorprenderían a cualquiera. Y la interpretación de ambos es impecable.  Y no digo nada del baile. Ver bailar a Toni es un lujazo, siempre lo he dicho. Un chaval que se mueve con una elegancia fastuosa. Limpio y claro en los movimientos….es impresionante.

Vale, si tenéis razón, voy a dejar de babear porque se me va a inundar la habitación. Pero es que es verdad. Son dos actores que me encantan y ya verlos juntos en escena es un gran placer. Pero sobre todo son buenísimas personas, que es lo que me hizo terminar de fijarme en ellos. Por todo esto me tienen más que conquistada y tienen toda mi admiración y respeto.

Pero de la obra me quedo con una frase (que os traduzco directamente porque está en catalán) de una canción que canta Toni a Dulcinea. O mejor dicho, Nanki-Poo a Yum-Yum: “Si no fueras su prometido, te haría una promesa: yo sería por siempre tuya”.

Anuncios

Dictando sentencia

Estoy muy contenta con las asignaturas de este año. Por fin estamos aprendiendo algo relacionado con la carrera y resulta interesante. En la asignatura de derecho audiovisual tenemos una serie de prácticas, de trabajos…llámalo “x” que resultan muy interesantes de hacer si se sabe cómo.

El otro día casi nos cortamos las venas.  Llevábamos tres días con un trabajo y parecía no acabar nunca. Pero llegamos a la conclusión de ponerle algo de diversión al asunto.  Había un caso de los que teníamos que tratar que se nos atascó. Cuando un caso de derecho audiovisual no es entendido por el alumnado, lo mejor es montarse una historia. Cogimos lo que teníamos a mano y este fue el resultado:

El próximo trabajo lo solucionamos en un periquete seguro. Ese momento me recordó a la escena de la película “Mary Poppins”:

Halo

El otro día andaba mirando el tuenti de una amiga y ha surgido una especie de aplicación, como en facebook, llamada “páginas” en la que la gente escribe un título  y te puedes unir por sentirte identificado. Las más conocidas son las de “señoras mayores que…” o “yo también…”

En este caso el título de la página era “yo también quiero que mi novio me cante así”. Al principio, y como suele ser de coña me imaginaba una canción totalmente desafinada y cantada peor que un gato aplastao. Pero me quedé estupefacta.

Que queréis que os diga…A mi me cantan así y ya me tienen conquistadísima. De hecho eso fue una de las cosas que me enamoró de…bueno, de alguien. A ver si os pensáis que voy a contar aquí mis intimidades.

¡A disfrutar de la canción y la voz del chaval!

Carlos J. Benito

Hoy toca destacar a otro actorazo.  Carlos J. Benito interpreta a Mateo en “40, El Musical (BCN)”, el típico guaperas perfecto en todos los sentidos, hermano de Joaquín (interpretado por Naím Thomas). Pero también el típico juerguista que no se conforma con lo que tiene y va picoteando por aquí y por allí.

Sin destapar muchas cosas de la obra, para aquellos que no la hayáis visto, sólo decir que con el personaje de Mateo puedes llorar, reir, cabrearte…Una montaña rusa de sentimientos, que diría Berto Romero.  Un personaje muy jugoso al que Carlos le da un gran estilo personal. Me gustó mucho su interpretación y su voz. Ya he dicho anteriormente que no tengo mucha credibilidad para la gente, porque no puedo criticar negativamente. No me sale. Simplemente lo que no me gusta no lo vuelvo a ver o no lo menciono. Pero a Carlos había que mencionarlo. Me gustó mucho su Mateo y luego como persona es un encanto.

Si queréis saber más cositas sobre Carlos ya tenéis un enlace en este mismo blog de su página web. No os perdáis al Mateo de Carlos J. Benito en el Teatre Victoria de Barcelona.