Balance 2010

Pues aquí estamos como todos los años haciendo el balance de este 2010 que ya se nos va. Parece increíble. Ya se ha ido otro año. Eso se supone que es buena señal. Si se ha pasado tan rápido es que me lo he debido pasar muy bien. Supongo que los momentos felices han sido muchos más que los tristes.

 

Desde luego este año han pasado muchísimas cosas, muchos momentos inolvidables, que , a pesar de ello, se olvidarán con el paso del tiempo. Por eso voy a intentar hacer un esfuerzo y recordar todo lo bueno que ha pasado este año, lo malo, gracias a Dios, se olvida pronto.

 

Enero: este mes siempre es una época un poco acelerada. Exámenes, estudios, agobios, trabajos de última hora…pero a pesar de eso era feliz. El rey Arturo y su corte estaban en Madrid. Si alguna vez me encontraba triste sólo tenía que hacerles una visita. Este mes también fue muy especial porque terminé de conocer a Toni. E acuerdo que a finales de enero me acerqué a la salida a esperarle solo a él para preguntarle cuando hacía de Lancelot y poder verle.

 

Febrero: fue un mes de bastantes nervios, la verdad. Los exámenes acababan, pero no era lo único que se esfumaba. Spamalot acababa su aventura en Madrid y con él se iría esa gran gente que había conocido y a la que había cogido mucho cariño. Mi gozo en un pozo. Así que aproveché al máximo y fui un montón de veces casi seguidas a ver al gran elenco de Spamalot. Hasta que llegó el penúltimo día: 24 de Febrero. Ese día será inolvidable. Toni me invitó a la fiesta fin de Spamalot. El día 28 estaba triste y exultante a la vez. Era increíble estar allí con todos ellos disfrutando de esos últimos momentos, aunque la despedida fue lo peor. Pero fue un gran mes.

 

Marzo: la verdad es que este mes no recuerdo nada así importante que pasara. Sólo recuerdos muchos mensajes de mis nuevos amigos y un mes que se pasó muy rápido. Aunque la facultad frenaba ese tiempo. Entraron nuevas asignaturas, que fueron bastante divertidas como Análisis de la Imagen. El profesor nos sacaba los colores en las exposiciones pero eso provocaba un pique  muy positivo entre los distintos grupos de la clase y cada foto que se exponía era mejor que la anterior. Aprendimos a ver las imágenes de otra manera.

 

Abril: un carrusel de emociones, que diría Berto, fue este mes. Abril era un mes muy esperado para mi porque Toni volvía a Madrid después de mes y medio para representar junto con la compañía Dei Furbi “Hombres de Shakespeare”, y yo tenía muchas ganas de verle. Además gracias a eso pude conocer las afueras de Madrid: Colmenar viejo y Torrejón de Ardoz. Dos sitios que no tenían nada en particular. Pero como pasé tanto tiempo allí esperando supongo que les cogí cariño. Además este mes conocí también a algunos de los componentes de la compañía Dei Furbi como Óscar y Robert, además de los músicos y los técnicos de iluminación y sonido. Gente majísima la verdad. Me lo pasé muy bien ese fin de semana con ellos.

Pero también fue un mes duro. Tuve varicela. Si, a los 20 años con varicela. Por suerte no fue muy dura de pasar. Lo único que tuve, a parte de los típicos granazos asquerosos fue mucha fiebre, así que me tengo que dar con un canto en los dientes. O no, que lo mismo me los parto.

 

Mayo: Otro mes que se pasó muy rápido y del que recuerdo vagamente alguna cosa. Fui al musical de Forever King of Pop, como ya comenté en su día en este blog. Iba sin ninguna gana la verdad, pero como trabajaba una amiga mía que había sido azafata en el Spamalot me pasé a verlo y de paso saludarla. Me sorprendió bastante el musical. Sobre todo teniendo en cuenta que MJ no es no me guste, pero tampoco me moría si no lo veía. El caso es que tengo que reconocer que está muy bien hecho y que se te van los pies solos. Además pude conocer a Marquitos, otro crack de la danza y uno de los integrantes del elenco del musical.

 

Junio: fue un mes de indirectas, al menos así lo recuerdo. Además fue también un poco loco. Se me juntó todo en unas pocas semanas: exámenes, más trabajos y mi primera actuación. La primera vez que actuaba para un público de verdad en un escenario. La primera vez que hacía un monólogo mío  y delante de un público desconocido. El resultado fue muy bueno. El público acompañó también que no estuve ni un momento nerviosa. Antes de salir a actuar si, claro está. Pero en el momento en que entras y te empiezan a aplaudir ya te tranquilizas bastante.

Pero como decía, se juntó todo. Y recuerdo que en ese bucle de excesivo trabajo me viene un correo de los Dei Furbis diciéndome que Toni actuaba en una obra sustituyendo a Robert la última semana de función. Cómo no iba a verle. Le había prometido ir a verle a lo que fuera. Además a saber cuando le volvía a ver ya…

 

Julio y Agosto: Los meses de verano fueron un abrir y cerrar de ojos. Este año la verdad es que ha habido poca playa. Con lo que me gusta…pero no podía ser de otra manera. Tenía que quedarme trabajando para la sorpresa que me esperaba en septiembre. Toni me había dicho que se presentaría a 40, el musical. Así que me puse a trabajar estos meses de verano para ir ahorrando para, en caso de que le cogieran, poder ir a verle unas cuantas veces a Barcelona. Además me permití una visitilla a la ciudad condal para ver a mis amigas. Nos fuimos un día a Port Aventura. Fue brutal. Creo que no se nos olvidará jamás ese día. El viento soplador de comida, la patata salida, el lagarto, el reprise…momentazos que se juntaron en un mismo día y provocaron la mar de risas.

 

Septiembre: Otro mes esperado por vuestra narradora. Toni había sido elegido como prota del musical y mi alegría por él no podía ser mayor. Teníais que haberme visto el día que me enteré dando botes por mi casa…en fin. Además el día 11 era su cumple. Yo le había dicho que le llamaría por su cumple pero…qué mejor que hacerle una visitilla y de paso ver el musical.

Me encantó. Me lo pasé muy bien y pude por fin conocer el famoso Teatre Victoria. Un teatro precioso. Me he enamorado de él. Es como el Lope de Vega. Dos sitios emblemáticos para mí que guardan buenos recuerdos y momentos.

La verdad es que Septiembre lo catalogo como el mes de teatro, porque no sólo fui a ver a Toni a 40, El musical. También volví a reencontrarme con Julián Fontalvo (Patsy en Spamalot) que ahora pasaba a formar parte de Avenue Q, otro musical divertidísimo y que recomiendo. Pero además volví a ver a mi queridísima Dulcinea Juárez. Dulci hacía una obra en el matadero llamado proyecto Youkali. La verdad es que me arrepiento de no haber podido ir antes a verla porque hubiera repetido sin duda alguna. Me encantó esa obra. Aparte de concienciarte de uno de los problemas de actualidad como es el tema de la inmigración. Y por supuesto, también volví a ver a Nico en Mamma Mia.

Fue un gran mes de reencuentros y muchas emociones.

 

Octubre: siempre es un mes maldito. Comienza otra vez la uni, aunque lo bueno es que te vuelves a encontrar con los compañeros de clase. Además empezaba mis clases de Jazz en Scaena, la escuela de artes escénicas de Victor Ullate y Carmen Roche. Ahí empieza mi sueño. Espero que el trabajo duro y la perseverancia puedan hacerlo realidad.

 

Noviembre: un mes duro, sin duda. Las muchas horas de facultad se empezaban a notar. Demasiadas horas fuera de casa que agotan a cualquiera. Pero cuando se hacen por algo que te gusta…la verdad es que se lleva mucho mejor. De noviembre destaco mi quedada con Dulcinea. Me hizo un regalazo que nunca olvidaré, así que lo mínimo era invitarla a un café. Me lo pasé muy bien con ella. Es una tía súper inteligente y una cachonda mental. Me reí mucho con ella esa tarde. Muy grande, en dos palabras.

 

Diciembre: Y aquí estamos. En el mes actual. Ha sido un gran mes, no me puedo quejar. Empezaba con un laaargo puente y eso siempre anima. Además si ese puente te lo pasas en Barcelona y con buena compañía…para qué pedir más. Cinco día maravillosos en Barcelona viendo a ese gran artista del que tanto hablo y al resto del reparto. Impresionante.

Además conocí también un poquito más al resto del elenco, tanto bailarines como actores y son todos maravillosos. Y también a mi amigo Edu, el de la puerta del teatro. Que le debo una broma en venganza a una que me gastó él. Otro crack, sin duda.

 

Está claro que si hago una revisión de todo lo que he escrito la palabra más repetida sería TONI. Ya lo sé, soy muy pesada. Pero no lo puedo evitar. Ha sido la persona más importante para mi este 2010, y seguro que lo será el 2011. Me siento muy orgullosa de él. Me alegro siempre cada día de haberle conocido. Así que desde aquí te quiero dar las gracias Toni por ser como eres. Nunca me cansaré de dártelas.

Pero sería injusto solo nombrarle a él, porque este año ha sido posible gracia a él, pero también a otra mucha gente.

 

Así que gracias por este año tan grande de buenos momentos y muchas risas: Judit, Dácil, Esme, Pipi, Rubio, Gema, Esther, Sara, JJ, Matheus, Sandra, Inés, Alberto, Lander, Rogers, Toni, Carlos J. Benito, Mayte, Muntanyola, Gerardo, Eduardo, Úrsula, Jose Romero, Naim, Alexis, Perry, Miguel, Iván, Dulci, Nico, Josep Mª, Jordi, Fernando, Michelle, Rubén. Ignasi, Berto, Andreu, Fernando, Frank, Iris, Mercé, Marga…y un montón de personas más que se me olvidará mencionar seguro. Pero sin vosotros este año no hubiera sido lo mismo.

GRACIAS A TODOS Y OS DESEO UN FELIZ 2011.

Las uvas repiten

Bueno, en realidad no, a no ser que alguien tenga el estómago muy sensible. Quería decir que las uvas en la sexta repiten.

Si amigos, otra vez tenemos con nosotros a Berto Romero y Ana Morgade. Otra noche tomando con ellos las uvas. Qué mejor que acabar este año de crisis continua, que parece que no acaba, con unas risas. Acabar y empezar el año con risas creo que nos vendrá bien. Así nos olvidamos por un rato de problemas, tristezas y demás cosas que no paran de dar vueltas por nuestras coabezas.

Ya sabéis, el 31 de diciembre tenéis una cita en La Sexta. El año pasado estuvo muy guay. Esperemos que este año no se carguen ningún reloj.

 

5 días con vosotros (1ª Parte)

Bueeeno, después de este largo puente habrá que algo que contar, ¿no? ¿Cinco días en Barcelona y Yani no cuenta nada? Hombre, dejadme un poco. Han sido 5 días de muchas emociones y cuesta un poco recopilar tanta información y no basarme en palabras como viva Toni, que grande es Toni, que maravilloso es el elenco de 40, en Barcelona…

Así que más que hablaron de cada uno de los días, voy a hablaros de cada uno de los actores. Pero antes si que he de destacar la belleza de Barcelona en Navidad. Me encanta subir en estas fechas para ver la ciudad iluminada. El Pesseig de Graçia este año estaba tremendo. Parecía la típica ciudad americana de las películas con todo iluminado. Realmente bonita.

Y ahora si…Los actores.

Carlos J. Benito

Qué voy a decir de este hombre. Me encanta su Mateo. Por un momento llegas incluso a odiarlo, pero al final (y hasta aquí puedo leer) te acabas enamorando de él. Tengo que destacar la energía y la convicción de Carlos. Es un tío que transmite muy bien. Tanto el drama como los toques de comedia de su personaje llegan al público.

Por otro lado tiene una gran voz. Y lo mejor de todo es ver cantar a este madrileño, paisano mío, en catalán. Lo hace genial. En el “Boig Per Tu” consigue que a más de uno y de una se les salten las lágrimas.

Y luego también destacar que como persona es muy grande. Cercano, cariñoso…un sol.

Así que sólo me queda dar las gracias a Carlos por este puente, darle mi enhorabuena por su trabajo y por el tute que se ha pegado estos días que ha sido uno de los que ha estado en las 5 funciones seguidas a las que he ido. Venga todos!!! MA-TE.O, MA-TE-O!!!

Naím Thomas

Naim interpreta a Joaquín, un estudiante de periodismo que tiene un radioblog y se encarga de destripar la vida de sus amigos, porque uno sólo debe hablar de lo que conoce…al menos eso dice su personaje.

He de reconocer que Naim me encantó desde que le ví en OT. Pero luego ya le perdí la pista. Cuando me enteré de que iba a estar en este musical me llevé una gran sorpresa, una grata sorpresa. Hacía mucho que no le veía y me entró curiosidad. Ya había visto algún trabajillo en cine de él cuando era pequeño, y ya apuntaba maneras. Pero lo que sí hay que destacar en Naim es sobre todo la parte musical. Es un gran compositor y cantante, de eso no hay duda alguna. Su Joaquín también consigue enamorar. Es el típico chico mono que a todas nos gustaría tener al lado en algún momento.

Como persona, también destacar su humildad y cercanía. Es muy grande y la energía que desprende en el escenario se contagia.

También he de decir que estuvo haciendo algunas de las funciones pachuchillo, lo cual le honra. Pero si he de ser sincera no se le notó nada. Estaba al 100% en su interpretación.

¡¡Enhorabuena Naim y gracias por este puente!!

Mayte Gete

Mayte es una de las actrices que me quedaba por conocer y he tenido el placer de hacerlo este puente. Me lo paso muy bien con su Laura y sobre todo con sus guiños desde el escenario. El momento “espera que ya sale Toni” a través de gestos y miradas fue brutal.

Como os decía , Mayte interpreta a Laura pareja de Chema (Toni Viñals) desde los 15 y aún no ha mantenido relaciones sexuales con él…pero eso es porque prefiere esperar a la boda, acontecimiento que no se celebrará hasta que no apruebe sus oposiciones a funcionaria de prisión.

Si, vale, me lo sé, pero es que han sido 5 días seguidos, para no saberse el texto y las coreos…

Bueno, perdonad esta pequeña interrupción. Como os decía, Mayte clava el personaje de Laura, pero no me extrañan nada sus dotes interpretativas sabiendo de donde viene parte de su formación. Me hizo mucha gracia e ilusión saber que había estudiado en Sacena, donde yo también me estoy formando para un día verme en algo así, un sueño inalcanzable, aunque todo se verá.

Está claro que el registro cómico a Mayte le viene al pelo. No se si se encontrará cómoda en él, pero desde luego lo borda.

Y luego como persona qué voy a decir, pues que es un encanto. Cuando por fin pude saludarla fue un placer conocerla y poder decirle lo bien que trabaja. No os perdáis tampoco a esta Laura.

Toni Viñals

Ains…mi Toni. Qué puedo deciros de él que no os haya contado ya. Es difícil hablar de él sin repetirme. Creo que lo he destacado todo ya de él. Pero lo voy a intentar.

Lo primero decir que Toni fue uno de los “machotes” que también se tragó el puente entero. Cinco días seguidos con tres dobletes. OLÉ!! Toni interpreta a Chema Peña Muñoz, mileurista, becario en un bufete de abogados planta 17, despacho 15. Novio de Laura y un poco también controlado por ella. Aparte de su trabajo tiene que ocuparse de su novia y no es nada fácil porque Laura es de controlar a la gente, pero Chema al final dejará de ser lo que fue (y hasta aquí también puedo leer).

Chema creo que es también el típico novio que todas querríamos tener. Dulce, sensible, cariñoso, que se preocupa por ti, tiene detalles, el chico ideal… pero tanta perfección no podía ser normal. Bueno creo que me voy a callar porque al final se me va a escapar algo.

La verdad es que el personaje de Chema le viene a Toni como anillo al dedo. Él es así en realidad, no tan exagerado pero es como Chema: un hombre pícaro, cariñoso, trabajador, amable, dulce…en fin. Ya sabía yo que no podía hablar de Toni sin repetirme. Pero, ¡qué leches! Cuando alguien lo hace bien hay que decirlo ¿no? Las cosas malas se dicen pero las buenas se dicen 1000 veces más. Toni tiene una voz increíble, es lo que más me gusta de él. Es una actorazo como la copa de un pino, transmite las sensaciones como nadie. Con Toni me pasa una cosa muy curiosa (que creo que es bueno): no veo a un Toni en el escenario. Veo a un Chema, un Lancelot, un Robin, un Orfeo, Un Nanki-Poo… Creo que eso es algo muy grande. Que un actor consiga hacer olvidar al público quien es y hacer que se crea su personaje, es increíble, al menos así me lo parece a mí.

Y por último destacar su faceta de bailarín. Me encanta verle bailar. Me gustaría verle en un espectáculo sólo de danza porque me quedo tonta. Claro que recomiendo al teatro que le contrate que ponga fregonas a mi lado para recoger la baba que se me vaya cayendo mientras le veo bailar. Lo digo más que nada para no ensuciar mucho el teatro.

Qué le voy a hacer, Toni es mi debilidad y le tengo mucho aprecio. Así que sí, me he cebado en su crónica, pero eso no quiere decir que al resto no les tenga cariño. Pero es que Toni…es mucho Toni.

Continuará…