Vivo en el nº 7, calle Melancolía.

Segundo día oficial en el Rialto y esta vez muuucho más cerquita. La verdad es que en ciertas escenas la primera fila…cómo decirlo…acojona, positivamente hablando. Nada más empezar y ver a Samuel saliendo de…bueno, no os desvelo nada que si no pierde magia. Os va a tocar ir a verlo. Ahhhh…se sienteee.

A ver si me aprendo de una vez bien las canciones porque un musical sin moverme en el asiento se hace raro. Pero bueno, lo disfruté igual el martes pasado. Tengo que decir algo que no sé si es positivo o negativo. Yo creo que es bueno. Cada vez que veo est obra me parece que estoy viendo una película. Tiene la esencia de una película con todo lo bueno y la magia del teatro y el directo. Nunca había visto un thriller musical y me está gustando mucho. Hay escenas que realmente me emocionan, sobre todo al final. Y evidentemente esos momentos cómicos con “Manitas” hacen que no me pase la obra con la lágrima fuera.

Las canciones cada día me gustan más. Antes de ver la obra ya conocía alguna canción de Sabina y estaban bien. Pero nunca me había parado a escucharlas detenidamente y la verdad es que el tío es un genio. Tiene unas letras muy bonitas con mucho mensaje. Son poesía en toda regla. Y los sonetos, que también salen en la obra, cada día me gustan más. Sobre todo si los recita mi Samuel. Ahí ya…pueden pasar una fregona por el Rialto.  Me encanta Toni haciendo de Samuel, ¡¡es que lo borda!! Y el domingo toca verle de Manitas. Ya me han llegdo críticas sobre gente que le ha visto y pinta fenomenal. Tampoco lo hubiera puesto en duda. Así que a esperar al domingo para pasar otra genial tarde de teatro.

Sigo destacando, aparte de Toni, a Álex Barahona. Me encanta como interpreta y cómo canta. La verdad es que, y lo vuelvo a decir, fue una sorpresa. Tengo entendido que prácticamente no cantaba y que aquí se ha tenido que soltar la melena. Pues…Chapeau! Cuando se queda sólo en el escenario cantando “Calle Melancolía” se me ponen los pelos de punta. Y ya cuando le acompañan  Guadalupe Lancho y Jaime Zantaraín cantando “Contigo”/”Y Sin Embargo”…ahi ya tengo la lágrima a puntito. Pero luego sale Toni a rematar el final del primer acto con “Más de 100 Mentiras” y ya se consigue colocar la guinda del pastel. Me encanta el final del primer acto. Y cada día más. Es super emocionante.

Así que nada, desde aquí dar la enhorabuena a todo el elenco y cuerpo de baile del musical, y muy  especialmente a Toni por su Samuel, a Guadalupe por su  Magdalena, a Álex por su Tuli,  Juan Carlos por su Ocaña y a Jaime por su Juan. Eso sí, eché mucho de menos a Marta Capel de Rossana. Sin menospreciar, ni mucho menos, a la cover.

Si todavía no habéis ido a verlo no dudéis en pasar por la gran Vía. Realmente son “Más de 100 Mentiras” que valen (mucho) la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s