Balance 2011

Otro año ha pasado y a pocas horas de que comience el 2012 toca escribir el balance anual. No sé si ha sido un gran año o un mal año. Ha habido muchos momentos de reflexiones, de lágrimas, de desesperaciones… Pero han sido muchos más los momentos de alegría, de felicidad, de canciones, de actuaciones, de teatro, de risas…y he podido pasar muuucho tiempo con la persona que más feliz me hace, no tanto como el que me gustaría pero sí el suficiente. Por lo tanto balance más que positivo.

Académicamente ha sido un gran año: todo aprobado, notas muy buenas, he conocido a gente maravillosa y he aprendido a dejar de lado a la gente que no interesa. Y este año espero que vaya igual. Espero que el 2012 me regale el título de licenciada en Comunicación audiovisual en junio y acabar ya con la carerra con todo aprobado.

En cuanto al tema ocio no podía haber sido mejor. Disfruté muchísimo la temporada pasada con “40 el Musical (BCN)”, mis viajes a Barcelona, la gente de allí y sobre todo con mi Toni. Y esta temporada le tengo en Madrid y estoy disfrutando muchísimo con todos los personajes que hace en “Más de 100 Mentiras”. ¿Se puede pedir algo más? Hombre… sí, pero lo que no puedo hacer es quejarme de lo que tengo. ¡Ni mucho menos!

Espero que este 2012 se lleve lo malo y se quede con todo lo bueno del 2011. Que sean muchos los momentos de felicidad y que en ellos esté presente y los pueda vivir con esa persona que me ha cambiado la vida a mejor y a la que yo quiero más que a nada.

Así que os deseo a todos muchas risas, muchos momentos felices, mucho amor, mucha salud y…¡que coño! MUCHO TEATRO!!!

¡¡¡FELIZ 2012!!!

“Llueve sobre mojado”

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida” como dice la canción.

Y yo que creía que ya había visto todos los personajes de Toni…¡pues no! Dada la baja de Gerard, quien hace de titular de novio de Rosanna, pues le ha tocado el turno a Toni.

La verdad es que fue una sorpresa ese personaje. Tenía mucha curiosidad por verle porque dada su forma de ser no le pega nada eso de hacer de malo malísmo. Pero vuelvo a quitarme el bombín y la cabeza entera porque lo clavó. Daba hasta rabia el personaje. Pero ese momentazo en el que tenía que cantar “Embustera”, “Princesa” y “Llueve sobre mojado” fue espectacular. Me quedo con ese momento de la canción en el que los bailarines le levatan mientras él canta “Embustera”.

La verdad es que creía que ya no me podría sorprender de ninguna manera, pero sí. Siempre me deja con la boca abierta con sus nuevos personajes. Es un crack y no hay más que decir. Le eches lo que le eches, lo clava. Sólo me queda preguntar una cosa: ¿para cuando un Villegas o una Magdalena?

“Puedo ponerme cursi y decir…

…que tus labios me saben igual que los labios que beso en mis sueños. Puedo  ponerme triste y decir que me basta con ser tu enemigo, tu todo tu esclavo, tu fibre y tu dueño. Y si quieres, también, puedo ser tu estación y tu tren, tu mal y tu bien, tu pan y tu vino. Tu pecado, tu dios, tu asesino. O tal vez esa sombra que se tumba a tu lado en la alfombra a la orilla de la chimenea a esperar que suba la marea.”

“A la orilla de la chimenea”es una de las canciones que canta el personaje de Ocaña en Más de 100 Mentiras. Tercer y último personaje que me faltaba por ver de Toni y sinceramente no sé con cual de los tres quedarme. Cada uno tiene su punto y en cada uno hace una interpretación impecable. Como dije en una anterior entrada, sin haber visto su último personaje, ha sido un pleno. Tres personajes, tres sobresalientes en interpretación, canto y baile. Lo dicho, no sé con cual de sus personajes quedarme. Cada uno tiene algo que llama la atención:

– Su Samuel, porque te hace bailar, cantar, reir, emocionarte. Es un gran maestro de ceremonias y es un placer escuchar esos sonetos tan bien interpretados.

– Su Ocaña, por sus dos canciones:”canción para la Magdalena”, con la que me hizo llorar, y “a la orilla de la chimenea”, con la que se ve ese punto romántico del personaje. Y por supuesto por ese momentazo de claqué. Me encantó volver a ver a Toni haciendo claqué. Me vinieron tantos recuerdos de Spamalot…

– Y su Manitas porque es el personaje más entrañable. Te diviertes mucho con él, es todo corazón, lo da todo por los demás… Y le ves sufrir, cómo le traicionan…

Y mil detalles más que ahora mismo se me están olvidando seguro de cada personaje, pero aun así CHAPEAU! Me quito, no ya el bombín, sino la cabeza entera.

¡BRAVO, Toni!