¿Quién me ha robado el mes de Abril…

Cómo pudo sucederme a mi?

Bonita canción cuya metáfora identifico con mi estado anímico. Más bien la pregunta sería, ¿quién me ha robado la felicidad? Lleva desde septiembre, y si me apuras desde el 5 de julio pasado, acompañándome y ahora de golpe y porrazo ha decidido abandonarme. Lleva cerca de una semana sin aparecer. La he buscado, os puedo asegurar que sí. Pero cuando los caminos se separan siempre me inunda este sentimiento de vacío, de soledad, de nada… Es como un retrato al que le han quitado el rostro y sólo quedan las siluetas, una figuras negras que intentan llenar el vació que ha quedado.

No puedo evitarlo, soy así. Y no sé si es algo bueno o malo porque pasas de un extremo a otro de una forma muy brusca. Cuando lo que te hace feliz está cerca, puedes verlo cada día y disfrutarlo, todo es maravilloso. Cuando ya no está…parece que nada tenga sentido. Esa fuerza que te despierta cada mañana con una sonrisa, esa energía que te hace esforzarte cada día, ser feliz y trabajar duro ya no está. Se ha esfumado. Y lo peor es que no sé cuando volverá. Sé que dentro de poco volverá a aparecer, pero no sé si se quedará durante mucho tiempo o sólo será un día…y eso es lo que realmente me mata. El no saber qué va a pasar.

Desde muy pequeña he tenido ese sentimiento hacia las personas. Un sentimiento que no sé si es bueno o es malo. Lo que si os puedo asegurar es que se sufre mucho. Porque cuando está cerca todo es perfecto, no hay un sólo día que no te levantes con una sonrisa; sin embargo cuando te falta, el mundo se te viene encima. Seguro que esta última frase ha sonado muy exagerada y dramática. Pero es así. Me consta que mucha gente entiende cómo me siento ahora mismo. Así que al fin y al cabo no ha sido tan exagerado. Los sentimientos de cada uno son subjetivos. Cada uno ama, quiere, tiene afecto de una manera determinada. Y para lo que algunos es una chorrada para mí es un mundo. Acertado o no, es como me siento. Y siento que ahora mismo me falta algo muy importante para mí. Algo que desde hace 3 años me ayuda a ser mejor persona, a tener un sueño y esforzarme por cumplirlo, a seguir adelante cada día. Y sin eso, sinceramente, no soy nada. No quería admitirlo, pero en el fondo sé que es así.

Ahora sólo puedo mirar fotos y recordar los grandes momentos vividos, pero es un consuelo momentáneo. El único consejo que me puedo dar es tener paciencia, algo que no va muy unido a mí pero que, al mismo tiempo, es un adjetivo con el que cada vez me identifico más… Por ello esperaré paciente volver a verte.

“Recordar duele más que saber que no estás. Sonrío por un momento pero al instante la cruda realidad vuelve a aparecer como un cartel de neón, brillante y luminoso. No hay nada que consuele a un deprimido corazón. Ni el sol, ni el agua ,ni el ánimo vuestro. Sólo recordar y sentir un abrazo de los nuestros”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s