Salvemos “Salvados”

Hacía mucho que no escribía en el blog porque el tiempo últimamente viene siendo escaso y el que sobra hay que aprovecharlo para descansar. Pero no puedo olvidarme de mi diario personal. Así que hoy vuelvo para hablaros de “Salvados”.

Salvados

“Salvados” siempre ha sido un programa polémico, controvertido, pero sobre todo comprometido con la sociedad. Parece mentira que sabiendo cómo es este programa ahora lo tachen de “molesto”.

Perdonad mi ignorancia, pero me parece mucho más molesto ver a unos “periodistas de investigación”, como se hacen llamar (si es que se pueden llamar así), berreando, dándose gritos e insultándose en un plató de televisión con el fin de que el morbo y el aburrimiento de este país aumente los índices de audiencia. No es que la televisión esté mal, es que hay programas, como los que acabo de definir, que empeoran la calidad de la misma. Y ahora, para un programa serio, con un buen trabajo de investigación, que pretende desvelar la verdad al ciudadano para que no nos tomen más el pelo, o al menos para que seamos conscientes de lo que está pasando, ¿lo tachan de “molesto”?

Para los que os estéis preguntando de qué hablo, resulta que el pasado domingo 25 de Noviembre el equipo de Salvados presentó un programa que denominó “Oligopoly”, y con gran acierto (en mi opinión). Destripó todo lo que pagamos por la factura de la luz y cómo las empresas eléctricas ganan dinero a costa tasas e impuestos que ni sabemos de dónde salen. Ahora ya sí.

Me llena de indignación escuchar cosas como estas. Ahora Salvados podría ser cancelado por hacernos ver la verdad de muchos aspectos sociales, económicos y políticos que se nos ocultan y que gracias a Jordi y a su gran labor de investigación podemos darnos cuenta y de los que podemos aprender un poco más.

Entre unas cosas y otras cada vez estoy más convencida de que nos manipulan siempre ocultando información al ciudadano. Está claro que la ignorancia y la falta de cultura nos hará obedecer como un perro cuando tienes un hueso en la mano y hace lo que sea por conseguirlo. Quieren que nos vendemos los ojos y sigamos el olor de la zanahoria cuales burros. Pero se olvidan de una cosa y es que echa la ley, echa la trampa. Por mucho que suban el precio de los teatros, baje la calidad de enseñanza, privaticen hospitales, colegios y demás no se pueden frenar las ganas de aprender y de enseñar que mucha gente tiene. Así que menos cancelar Salvados y más cancelar programas como realities, programas del corazón y demás, que esos ¡SI! que son molestos.

Desde aquí quiero mandar todo mi apoyo a Jordi Évole y a su programa. Quiero confiar que seguirá en las noches de los domingos en la Sexta abriéndonos los ojos sobre la sociedad en la que vivimos. ¡Larga vida a Salvados!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s