V Café Teatro

59706_424694014287086_271903497_n

Un año más y otro café teatro que se ha pasado volando. Es el quinto que se realiza en la escuela y el segundo en el que participo, y ambos han sido una experiencia inolvidable. Teníamos muchas ganas de que llegara este día. Habíamos puesto mucha ilusión y energía en los ensayos, y el resultado se ha notado en muchos números. En otros desde mi punto de vista perfeccionista no, pero eso también sirve para aprender. Para eso están los errores, para cometerlos y aprender de ellos.

Pero perfeccionismos aparte, la verdad es que yo disfruté como una enana. Me gusta más un escenario que a un tonto un lápiz pero, eso sí, cada vez le tengo más respeto. Es un amigo que nunca te va a fallar si le respetas y si sabes tratarle. Te puede dar todo y hacer sentir de todo. Además de la magia que se crea con la energía del público. Es increíble ver como en clase de interpretación nos resulta imposible controlar la risa con cualquier tontería y encima del escenario se crea una magia especial que potencia tu concentración al máximo.

Pero dejando a un lado mi lado filosófico, he de dar la enhorabuena a mis compañeros porque ayer estuvieron increíbles. Serían los nervios, la emoción, las ganas, la ilusión, el público…lo que fuera. Pero ayer estuvieron todos increíbles. Hubo fallos, sí. Pero para eso estamos aprendiendo. Si no estaríamos ya en la Gran Vía representando algún musical. Cabaret con prostitutas, estaciones de tren románticas, chicas enamoradas, persecución de sueños, más de 100 mentiras, mucha fiebre del sábado noche, brujas de color verde y otras con cara de psicópatas que persiguen a la gente con planchas… ayer tuvimos de todo. Aquí os dejo un pequeño fragmento de uno de los números de anoche. Nuestro número grupal. Advertencia: la canción es pegadiza 😀

La Flauta Mágica

792272_10151460587433377_698154628_o

Este fin de semana ha tocado viaje a Barcelona. Hacía tiempo que no iba…Bueno, vale, fui en verano, pero fue un viaje relámpago. Esta vez he  podido quedarme el fin de semana entero y ver a amigos que hace mucho que no veía.

Pero el motivo del viaje no podía ser otro que ir a ver a mi estimado Toni Viñals. Estrenaban la nueva obra de su compañía (Dei Furbi) y no podía faltar. Y es que por amigos como él se hace eso y más.

Me encantan las obras de Dei Furbi. Esta es la tercera que veo en directo y cada vez me asombran más, tanto sus intérpretes como las historias que crean. Me parece increíble lo que transmiten y cómo te hacen disfrutar con tan pocos medios (atrezzo, escenografía, vestuario…). Pero precisamente ahí radica la esencia de la compañía, que sea el actor el centro de la acción dramática. Eso es fantástico porque se demuestra aún más la calidad de los artistas. En “La Flauta Mágica” aún más, ya que los intérpretes cantan a capella la obra de Mozart (no sólo la parte vocal, la parte instrumental también queda cubierta por la voz de los actores realizando polifonías). Cosa que me encantó y sorprendió bastante.

No voy a desvelar mucho del argumento, tampoco merecería la pena. Las obras de Dei Furbi son para ir a verlas sí o sí. Simplemente decir que esta vez los Furbis han tomado como base la Obra de Wolfgang Amadeus Mozart y a través de ella narran y cantan una historia de amor entre los dos protagonistas (Tamino y Pamina, interpretados por Toni Viñals y Anna Herebia i Padres) y aventuras construida sobre el proceso ritual de iniciación masónica que culmina en un himno de fraternidad universal.

Por una vez, y sin que sirva de precedentes, no voy a decir nada sobre la actuación de Toni. Todos sabéis lo que pienso y los que le conocéis sabéis que es un p… crack. Así que sólo me queda recomendaros que vayáis a Barcelona a ver la obra porque después de esta previa harán temporada a partir del 7 de Marzo en La Seca Espai Brossa y estarán hasta el 7 de Abril.

Enhorabona Furbis i enhorabona, Toni. Gràcies per tot com sempre i per fer-me gaudir tant del teatre.