Nervios, tensión, emoción, ganas, ilusión (2)

Después venía el tema claqué. En esto sí que hubo tensión. ¿Cómo no va haberla? A falta de unas tres semanas aun no habíamos construido las dichosas bicicletas. Menos mal que nuestra compañera, amiga y madre Naira estaba allí para solucionarnos la papeleta y comprarnos los materiales que si no…aún a día de hoy estarían sin hacer. Luego los ensayos…ese tema habría que darle de comer a parte. ¿Os imagináis a los tres cursos de módulo metidos en una sala en la que básicamente se da canto, o ballet a los peques? Así nos fue cuando logramos ensayar por fin en el escenario. Que ni posiciones ni distancias, ni na…Pero al final, con mucho trabajo y esfuerzo se consiguió un resultado…no sé si el que queríamos pero al menos el mejor que pudimos.

A que estamos monísimos con las bicis?

Funky fue otro rollo. Un rollo con más flow. Si me llegan a decir a principio de curso que íbamos a bailar así me hubiera ahorrado muchos agobios. Pero claro, amigos…es que el trabajo tiene su recompensa.  Hubo fallos, está claro, pero cuando vi el otro día por primera vez el vídeo de la coreo de funky sólo pude aplaudirlo. Ahí mucho trabajo se lo debemos a Joana (nuestra profesora de funky), porque si no hubiera estado limpiando hasta con abrillantador la coreo no habría sido el mismo resultado. Y también a nosotros porque a escondidas y en nuestras casas nos hemos pasado horas ensayando los beats, golpes del bajo y demás cosas que no se escuchan a simple…oído, ¿a que sí, Alba?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s