T’estimo, Barcelona!

Me gustaría tener que volver a este blog para contar cosas alegres, pero me temo que 20882180_1002467819855822_1128403486336067635_nésta no va a ser la ocasión.

Lo ocurrido ayer en el atentado de Barcelona es una noticia triste, sin duda. La frustración y la impotencia son dos sentimientos que no deberían existir. Tener que ver cómo se acaba, sin ningún motivo, con vidas humanas y no poder hacer nada. ¿Y luego la vida es justa? ¿El karma? ¿Qué justicia van a tener esas personas? Sí, algunos están detenidos o muertos…¿Eso va a devolver a la vida a las víctimas de ayer? No.

Sólo ha habido dos momentos en mi vida que lo he pasado realmente mal, y ayer fue uno de ellos. Barcelona es mi hogar y las personas que allí se encuentran, mi familia. Nadie y ningún lugar me ha hecho sentir tan feliz nunca. Y el simple hecho de pensar que les podía haber pasado algo…no quiero ni volver a imaginármelo. Por unas horas estuve con un nudo en el estómago. ¡Benditas redes sociales y bendita tecnología! Por suerte todos se encuentran bien, pero ¿y las personas que no? Esas personas que intentarán localizar y su llamada no será contestada… En momentos así el corazón se te queda en un puño.

Pero no sé qué es peor, si lo ocurrido ayer o todo lo que ha generado a su alrededor:

  • Gente molesta por que se hacían declaraciones en catalán.
  • Grabaciones del momento de la tragedia.
  • Tweets insultando a los catalanes.
  • Comentarios jocosos y mofas sobre catalanes e islamistas
  • etc.

¿Y de verdad nos sorprendemos por lo ocurrido ayer después de todo esto? ¡Estoy harta! No todo el mundo se encuentra en el mismo saco y no todo el mundo es igual. No podemos juzgar a una comunidad por tres o cuatros locos que, por desgracia, forman parte de la misma. Si lo vamos a hacer, metámonos todos en el mismo saco, porque todos somos seres humanos y todos estamos cometiendo ese error. El error de no denunciar esa falta de humanidad, esa falta de corazón.

Sientro tristeza y rabia por lo ocurrido ayer en Barcelona, pero aun siento más tristeza por toda esa gente que se mofa de la tragedia, que con su falta de respeto hiere más la sensibilidad de las personas. ¿Acaba de morir gente y nos preocupa que se estén haciendo unas declaraciones en catalán? ¿En serio, es lo prioritario? ¡Qué pena!

Por suerte hoy leo noticias también de esperanza. De gente volcada ayudando a las personas retenidas en carreteras, que no podía volver a sus casas. Por mucha oscuridad que haya siempre hay un hilo de luz y esperanza en el ser humano. Porque NO TODOS SOMOS IGUALES.

El meu cor SEMPRE amb Barcelona. ¡No tenim por! ¡No ens poden espantar amb les seves pors, avui serem vencedors! ¡T’estimo, Barcelona, casa meva!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s