Ni tan mal…no?

Ya llevamos dos días de 2017. Parece que a todo el mundo le gusta empezar un nuevo año. Parece que cerramos una puerta con candado, olvidando todo lo malo y nos quedamos sólo con lo bueno y lo que vendrá.

La realidad es que ha pasado un año que para mí ha sido…diferente. No ha tan sido malo y desde luego puedo estar agradecida de los buenos momentos. Será que acabo de volver de lo que, para mí, es mi verdadera casa y vuelvo positiva. Pero como suelen decir lo malo se olvida y lo bueno se queda. Y desde luego tengo muchas cosas con las que quedarme.

Este año no iré repasando mes por mes de lo que ha sido mi ciclo de 365 días. Seré más escueta. Pero si destacar aquello con lo que me quedo de este año:

  • Descubrir quien está a mi lado apoyándome cada día.
  • Poder avanzar en mi profesión, aprendiendo a base de palos o a base de ensayos y actuaciones, de castings buenos o malos, de oportunidades aprovechadas aunque no hayan tenido buen final… de esta montaña rusa que es la vida del actor. Dura pero muy agradecida.
  • Descubrir que hay gente que confía en mi, apuesta por mi, se arriega y gana. A esa gente, gracias.
  • Haber tenido la oportunidad de trabajar en algo que no es lo mio, porque me ha permitido hacer nuevos amigos y conocer gente maravillosa.
  • Tener cada día más claro que Barcelona tiene algo que ningún otro sitio tiene.
  • Toda la gente que he conocido y conozco. Que ha estado y está. Desde hace mucho o desde hace poco. Pero gente que me hace sentirme querida y arropada.
  • Y para terminar me quedo con esta palabra: Scaramouche!

Obvio que tengo que destacar por encima de todo esto último. El simple hecho de estar en ese teatro ya es una motivación. Pero toda la gente que he podido conocer y a los que ya conocía que sigan estando ahí…no hay palabras de cariño ni agradecimiento para expresarlo…bueno sí, y sólo se me ocurre una: familia.

Ha sido un año que no olvidaré fácilmente y del que espero sacar un aprendizaje enorme. Muchas gracias 2016. ¡2017, allá vamos! Tengo la sensación de que nos traerás muchas y buenas sorpresas. “Endevant! ningú no pot parar el que està pasant”

¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!

Tothom a punt, ja ha arribat Scaramouche!

Tengo un nuevo héroe favorito. Ni Marvel, ni DC. Scaramouche ha robado mi corazón y lo ha encerrado junto a su máscara en los camerinos del Teatre Victòria. Vaaaale, vamos a dejarnos de moñadas y voy a intentar hacer una reseña como Dios manda. Aunque después de lo vivido estos días en las previas…va a ser difícil que no se escape algún sentimiento. Entended que todavía estoy en shock y digiriendo todo lo que ha pasado.

vlcsnap-2016-09-27-17h15m22s694

Revolución Francesa: 1789. El pueblo, como siempre, oprimido y manipulado por los que tienen más poder. ¿Quién podrá ayudarlos? ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es SCARAMOUCHE! El héroe enmascarado, se burla del poder a través de su agilidad, su afilada lengua y su espada.

La historia se centra en este personaje de la comedia del arte, interpretado por el gran actor de moda (Toni Viñals). Una máscara que esconde la identidad de René, un revolucionario criado en una compañía de comedia del arte y separado al nacer de su hermano gemelo Louis. Scaramouche lucha contra la injusticia a la que está sometido el pueblo francés. Pero no es fácil contra el enemigo número uno: EL Marqués de L’Echalonne (Iván Labanda). Y…no voy a contar más porque al final seguro que acabo haciendo algún spoiler. Para saber más, Barcerlona-Paral.lel-Teatre Victoria. No tiene pérdida.

14355714_10153673845497000_5606448961789289057_nDagoll Dagom se ha superado una vez más. El teatro musical es un compendio de disciplinas muy complicado. Es una prueba de resistencia desde el el primer casting hasta que acaba el proyecto (sin contar que te sigues formado en los ratos libres). Aparte de las tres disciplinas que todos conocemos y por las que se caracteriza el teatro musical, Dagoll Dagom ha apostado por la esgrima escénica y la comedia del arte. Si sumamos todo nos sale un resultado de 5 disciplinas. Eso ya es una locura. Pero el resultado ha sido increíble. Las ideas previas que me hice de lo que iba viendo y escuchando no tienen ni punto de comparación con lo que viví en el teatro Victoria estos días.

La música que ha compuesto el maestro Guinovart...es una pasada. Te transporta a una sensación de revolución, esperanza, lucha y aventuras que recuerda a las películas de la época, películas de capa y espada con las que todos acabábamos disfrazándonos y blandiendo lo primero que se asemejara a una espada. Además mantiene lo que yo llamo “el efecto Guinovart”: partitura compleja que hace que cuando más la escuche más te gusta. Siempre diré que Albert Guinovart es nuestro Sondheim español. Además, la orquesta no puede estar mejor dirigida. El maestro Joan Vives se encarga una vez más de interpretar y hacer interpretar las partituras de Guinovart. Pero Vives es otro todoterreno de la dirección musical. Está por todos y para todos dando entradas, salidas, tempos, ritmos, arreglando fallos al segundo…impresionante!

El vestuario y la escenografía también es digno de admiración. No podía cerrar la boca de ver tanta voluptuosidad, tanta grandeza…y tanta pasta invertida porque eso ha sido pasta. Y se nota. Desde luego este fin de semana me lo he pasado en un palacio de Versalles y en las calles de Francia. Además de alucinar con los cambio de vestuario que tienen. Algunos son muy rápidos y complicados.

La dirección…en fin. Qué puedo decir de mi admirada compañía Dagoll Dagom. Es más que obvio la admiración que les profeso. Tuve la suerte de hacer el casting para este musical (que ya para mi fue un privilegio) y en la vida me han hecho sentirme tan cómoda. Evidentemente te pones nerviosa, no deja de ser un proyecto importante. Pero fue pasar al escenario y tener la sensación de estar cantando en una cena familiar. Joan LLuis Bozzo, Ana Rosa Cisquella y Miquel Periel han conseguido superarse a sí mismos con esta nueva aventura. El libreto, las letras, el guión, el movimiento, la dirección…todo (ayudados por David Pintó en la dirección y Francesc Abós en el movimiento y coreografía) ha sido un esfuerzo titánico del que estoy segura que verá su recompensa con la larga vida que deseo y estoy segura que tendrá este nuevo musical y con todo el público que va a quedar fascinado.

Uno de los puntos a destacar es la lucha de espadas. La esgrima escénica es fascinante y si está bien montada y dirigida entonces ya olvídate. Acabarás queriendo dar clases. Os lo aseguro. Y eso es lo que pasa con Scaramouche. Eso es lo que pasa cuando contratas a Jesús Esperanza y depositas toda tu confianza en su elegancia, conocimientos y savoire-faire. No puedo decir mucho más de las coreografías de esgrima porque simplemente se tienen que ver. Impresionan.

image

Y por último, y no menos importante, este musical no podria haber sido posible sin ese pedazo de elenco que son maravillosos. Del primero al último. Hasta los papeles más pequeños tiene su presencia. Yo siempre digo que no hay papeles pequeños si no actores mediocres. Hasta de la más mínima frase se puede hacer algo de peso. Pero evidentemente hay cosas que destacan y una tiene que barrer para casa, pero parto de la idea de que todos y cada uno hacen un magnífico trabajo. El descubrimiento para mí ha sido Eduard Mauri, que, aparte de ser uno de los hermanos gemelos, hace 8 papeles más. Casi ná! La energía, presencia y movimiento que tiene en escena es fascinante. Pero con lo que me quedo, y más me sorprendió, es con el parecido que tiene con el protagonista (Toni Viñals). Los movimientos, la posición de las manos…increíble. Aluciné! Lucia Torres, su locura y su voz destacan en cualquier musical. Y sus caras a la hora de interpretar comedia es genial. Pese a no tener mucho texto sus personajes siempre están vivos en escena y eso es muy difícil. A esta chica hay que tenerla muy en cuenta porque vale oro. Albert Mora, quien hace de Philippe (el maestro de esgrima dentro del musical) también me gustó mucho. Tiene un numerazo de comedia del Arte junto a Viñals que para mí (de momento) es una de las partes que más me gusta. Jan Forrellat es otra de las voces del musical. Uno de los enamorados de la comedia del arte y parte del pueblo francés. Me encanta la primera intervención que hace en solitario cantando. Y, como Lucía, tiene el handicap de tener que mantener vivo el personaje mientras los demás interpretan sus textos. Y evidentemente en muchos momento se lleva el foco y provoca la risa en el público con su número improvisado de mimo con el personaje del enamorado. Además tiene otro número del que no desvelaré mucho pero que puede lucir su gran voz. Otro gran fichaje. Frank Capdet, quien consigue un personaje realmente odioso y repulsivo con su “Montsenyor”. Un personaje que además de provocar asco tiene grandes momentos cómicos. Además también hace del doble de Iván Labanda porque ubrirá también el papel de El Marqués. Mucha curiosidad por verle.

Clara Moraleda es otra de las sorpresas de la producción. Ha hecho un trabajo fantástico de esgrima y comedia del arte. Y con la gracia natural que ella tiene consigue un personaje muy entrañable y muy divertido. Además es de aquellas personas que da mucha rabia porque ya su voz está perfectamente colocada. Tienes la sensación de que, por mucho que la descuide siempre va a tener esa colocación. Y le va como anillo al dedo al personaje que interpreta (Fanny).

Mireia Mambo, quien interpreta a Camila es una explosión de energía y físico. Es una bomba escenica que se ha de ver. Quienes hayáis tenido al suerte de verla en Sister Act no os la perdáis en Scaramouche. El esfuerzo de hacer un musical en un idioma que no es el tuyo es un punto a favor y la dicción que tiene hace que no desentone.

Ana San Martín interpreta a Olympia, un personaje inspirado en la defensora de los derechos de la mujer en la época de la revolución. Otra de las actrices que ya demostró que para ella el catalán no es un problema con su Blanca de Mar i Cel. Segundo proyecto con Dagoll Dagom y desde luego el idioma ya no tiene secretos para ella. Se la ve muy cómoda. El personaje es genial. La he descubierto en un registro totalmente distinto y me encanta. La voz ya la destaque en su dia. Insisto que es una partitura complicada y la verdad es que Ana la interpreta muy bien. Está fantástica.

Ivan Labanda hace del malvado Marqués de Echalonne y está magnífico. Divertido, payaso, y da mucha rabia. El conocimiento en doblaje que tiene le da, desde mi punto de vista, una voz al personaje que le va como anillo al dedo. Y el punto de doctor Maligno que incorpora resulta muy cómico. Ese juego de ser el malo y a la vez el payaso. Además hay que destacar que no sabía nada de esgrima y ha hecho un trabajazo espectacular con el handicap añadido de tener que luchar con ese traje que…pesa lo suyo. Está tremendo, no os lo perdáis.

Y por último siempre me guardo lo mejor para el final. Mi nuevo héroe favorito: Toni Viñals.Toni encarna al héroe enmascarado, quien cuando no lleva la máscara se llama René, uno de los hermanos gemelos. Por otro lado, y con una interpretación totalmente distinta, también encarna al entrañable Louis, el hermano estudioso y tímido, amante de la física y enamorado de Olympia.

Una vez más yo no sé qué decir ya de este hombre. Le definen como el actor de moda y no me extraña. Está claro que para todo aquel que me lea y sepa mi debilidad por Toni no tendré ninguna credibilidad pero están claras dos cosas: nunca dejará de sorprenderme y no es de este planeta. Por más que me empeñe en pensar que ya le he visto hacer de todo (y muchas de las cosas ya han sido insuperables, como su último balla amb mi) siempre tendrá un nuevo proyecto en que yo me desespere pensando en cómo lo hace para dejarme con la boca abierta. Le he visto luchar con la espada en otras ocasiones y aquí se me caía la baba viendo la elegancia que tiene y la energía. Un saltimbanqui que no para quieto y que hace la seña de identidad de ese Scaramouche que pretende ridiculizar a la nobleza. Vocalmente, creo que es uno de los cantantes mejor preparados y más capaces. Tiene una voz particular y muy personal que se aleja del tópico y la típica voz de musical. Lo cual le da mucha personalidad y hace que trasmita mucho más. El rango vocal que tiene ya lo he perdido. Yo creo que ya no le quedan notas en el piano por hacer en todo lo que lleva de carrera. Interpretativamente está impecable. La diferencia entre los dos hermanos está clara desde el primer segundo y la trasformación que sufre uno de sus personajes está perfectamente ejecutado. En esta ocasión no le toca bailar mucho, pero si tiene mucho movimiento y tengo que destacar siempre su elegancia. Toni bailando o moviéndose es ELEGANCIA y presencia escénica. Se come cualquier escenario. Y además de todo esto, es que hay que decirlo…está GUAPO! La verdad es que el personaje parece hecho para él y está espectacular.

Bravo  a todos por el trabajo, el esfuerzo, el saber hacer y las ganas. No he podido volver a Madrid más motivada y encantada. Sólo me queda desear una larga vida a este musical y que todos los que forman parte de él lo disfruten tanto o más de lo que lo he disfrutado yo.

himne

Lo último que me queda es preguntar: Si ya habéis hecho esto en las previas, a dónde vais a llegar cuando esté rodado? Me quito, el sombrero, la cabeza y la máscara.

Tothom a punt perque arriba SCARAMOUCHE. Obrim la porta a l’esperança!

 

 

Fins Aviat…Vaixell

12573737_10208117268472960_9144824358636322207_n

Parece mentira, pero sí. Llegó el día. Ese día en el que se acaba la temporada. Ese día en que tienes que despedirte de muchas cosas y gente. Ese día…DE MIERDA! ¡Seamos claros! Es un día de mierda lo mires por donde lo mires.

El pasado 10 de Enero el barco de Mar i Cel zarpó por ultima vez en el Teatro Victòria con una función redonda llena de emociones y sentimientos. Fue una función preciosa pero yo no puedo con las funciones finales. Es superior a mi. Y  diréis: ¿para que vas? Pues tenéis razón. Pero también es superior a mi no estar el último día que actúa el mejor amigo y profesional que se puede tener. Es superior a mi no estar cuando has conocido a tanta gente interesante y de que que se ha aprendido muchísimo. Es superior a mi no estar en uno de los musicales que más me ha marcado desde “Spamalot”… Si, amigos. Tenemos un Spamalot 2.0 y ese ha sido “Mar i Cel”.

Ha sido un musical muy especial en muchos sentidos:

-Para empezar la historia. Una historia de hace siglos pero que (por desgracia) sigue siendo muy actual.

El teatro: El teatre Victòria es como una segunda casa (¡Anda  mira! Como el Lope de Vega). He pasado muchas noches y vivido grandes momentos en ese teatro tanto encima como abajo del escenario. Espero que alguna vez los pueda vivir también como actriz y no solo como espectadora.

El Elenco: desde el primer día me dejó con la boca abierta y del que me llevo muchas lecciones tanto de vida como de profesión. Muchas veces me daba rabia que salieran algunos de golpe porque no podía hablar con todos. Pero todos y cada uno me han enseñado muchísimas cosas con sus personajes y con sus consejos. Creo que se ha creado una gran familia en ese elenco y se notaba a la hora de salir al escenario. Dagoll Dagom tiene esa magia. Por eso es un referente para mi en cuanto a compañía teatrales. Desde luego se les va a echar mucho de menos…¡a todos!

– La Orquesta: Las risas que me he podido echar con estos músicos no las cambio por nada. Las lecciones del Maestro Vives, las conversaciones con Montse, Dolors, Marc…, los momentos de averiguar qué canción de dagoll dagom estaban tocando…

La gente de sala: otros sin los cuales los teatros no pueden funcionar. Ninguna profesión en el teatro es medriocre por pequeña que sea. Cada uno interpreta su papel y hace su trabajo. Todo forma parte de un engranaje y si una pieza falla el resto del circuito no funciona.

En fin…podría pasar horas y horas hablando y halagando el trabajo de cada uno pero no hace falta. El musical y cada uno de sus integrantes hablan por si solos y no hace falta mencionar que ha sido un exitazo. Ojalá se hicieran más musicales así en España. Este desde luego siempre será el musical catalán por excelencia y el Himne dels pirates un himno nacional, y con razón.

¡Gràcies per aquest muntatge, Dagoll Dagom! I com heu dit: “Fins Aviat…Vaixell”

Les veles s’inflaran, el vent ens portarà com un cavall desbocat per les ones”

Baila conmigo

Depende de quien te diga esto lo mismo te animas o no. Pero, ¿y si lo dice Toni Viñals? Ei, ei, ei, un momento, que hay cola y me pido “primer”.


“Balla amb mi” ha sido el último trabajo de mi estimado Toni Viñals. Y con último me refiero a reciente, porque aun le queda muuucha guerra que dar sobre las tablas…y creo que nos volverá a sorprender. No sé cómo después de su trabajo en este proyecto, pero como yo ya estoy acostumbrada a llevarme la sorpresa cada vez que le veo en algo nuevo…estoy segura que le queda algo nuevo por explorar. Si, ya sé que pensáis que soy una exagerada y que todo lo magnifico por el cariño que le tengo. Meeeec! Error! No fui la única (ni de las pocas personas) que salieron en shock después de ver este trabajazo. Pero vamos por partes:

“Balla amb mi”, viene a ser el resultado que aparece si mezclas a un maestro de los musicales como es Xavi Cassán con un maestro de la interpretación, el canto y el baile como es Toni, además, evidentemente, de un gran equipo de gente que ha adaptado las canciones (Jordi Galcerán, Joan Lluís Bozzo, César Aparicio…), montado el movimiento (Cristina Martí Ninot) e inventado un hilo argumental por el que transcurren los 17 temas que interpreta Toni uno detrás de otro y sin descanso.

Diversos temas de múltiples registros que explotan la gran capacidad vocal del actor barcelonés y le permiten enseñar todo lo que vale y no lo que el público esta acostumbrado a ver. Todo ello, por supuesto, acompañado de otro maestro como es Marc García-Rami, al piano.

“Wig in a box”, ” “Finishing the hat” o “One song glory”, son sólo algunos temas de este magnífico repertorio elegido por Xavi Cassán. Bocatto di cardenale esos 17 que Toni se encarga de llevar a la cima cantando mientras baila, salta, se sube al piano, se queda colgando del mismo, pasa por debajo de un taburete… ¿Que cómo se puede hacer todo eso y no morir en el intento? Pues no lo sé. Sólo sé (y lo siento si ahora soy demasiado subjetiva) que estas cosas sólo las puede hacer Toni Viñals.

http://youtu.be/2JsBmaXGrRI
Un proyecto muy bonito que espero que no se quede en esas funciones del Maldà y podamos volver a ver muy pronto.

Balla amb mi un ball no més…i ja mai voldràs ballar amb ningú més”

1as Mar 1 Ce1 1Voches

11154907_10205685171422093_170288144792393204_oEl pasado lunes 13 de Abril el Teatre Victòria de Barcelona se vistió de gala para celebrar la función 1.111 de Mar i Cel. Tres generaciones de actores reunidos en las tablas de uno de los teatros más representativos del Paral.lel, junto al ya simbólico barco, para homenajear a este gran musical.

Mar i Cel (el musical) se estrenó por primera vez en 1988 con unos jovencísimos Carlos Gramaje y Angels Gonyalons en los papeles principales de Saïd y Blanca respectivamente, y desde entonces no ha dejado de sorprender al público catalán. Tal fue su éxito que en 2004 Dagoll Dagom (compañía de teatro de gran renombre y de la que han salido éxitos como este además de El Mikado, La Bella Helena, Flor de Nit, Cop de Rock…) decidió volver a llevar esta obra a las tablas del teatro repitiendo Carlos Gramaje en el Papel de Saïd, con Elena Gadel esta vez en el papel de Blanca.

Diez años después de su segunda reposición se ha vuelto a estrenar Mar i Cel con un elenco totalmente renovado, una tecnología totalmente renovada y un barco que sigue siendo el de aquel primer montaje. Desde entonces, pasando por dos reposiciones hechas en castellano que se realizaron en Madrid, hasta ahora, este musical ha llegado al total de 1.111 funciones, las cuales seguirán en aumento hasta el próximo 31 de mayo, fecha anunciada como final de temporada.

La gala de las 1.111 funciones fue una velada maravillosa. Los que pudimos disfrutar de ella aun estamos digiriendo todas las emociones y momentos vividos. Toni Viñals y Pep Cruz fueron los encargado de presentar los diferentes números y actuaciones de la noche y conducirnos un poco por la historia de este musical con la ayuda de los tres directivos de la compañía Joan Lluís Bozzo, Miquel Periel y Anna Rosa Cisquella, caracterizados de ellos mismos unos 26 años atrás, y acompañados por una maravillosa orquesta dirigida por el maestro Joan Vives. 20682_10152658186742000_8601712238186842317_nEl número de presentación no me pudo hacer más ilusión: todo el elenco actual cantando el opening de Boscos Endins (Into the woods, musical que estamos preparando para final de curso en la escuela). Después, las grandes voces de Xavi Fernández (Don Carles) y Mireia Dolç (Mare de Saïd) nos deleitaron con un duo de La Traviata. Pero el número que venía a continuación era el que me tenía intrigada. Toni Viñals (Ferràn i Arquebisbe Ribera) y Rubén Yuste (Malek) peleándose por quien era el más guapo, el que actuaba mejor, el que cantaba mejor y bailaba mejor con “Everything you can do”. Seguidamente apareció la gran voz de Dídac Flores (Felip) cantando “Sueña” de Luis Miguel, Xavi Lite (Hassen) realizando un homenaje espectacular al número de Jerry Lewis “La máquina de escribir”, y las chicas de la compañía realizaron un número del musical “Els Pirates”.11169743_10202748428151722_6614643730770180340_o

La gala iba pasando y los chistes de Toni Viñals en las presentaciones (“Victor Arbelo, pues Ar belo me he dicho…” o “Saïd? Sa id a Madrid”) no dejaban indiferente a un público que se había entregado a él desde el primer momento. Y des esa manera daba paso a la voz de Victor Arbelo, quien anunció el lanzamiento de su primer disco, y al saludo que nos envió Roger Berruezo desde Madrid, ya que se encuentra rodando la nueva serie de TVE “Acacias 38”. Las voces de Lucía Torres con “Maybe this time” o Marc Vilavella cantando “Balada para un loco” fueron las siguientes de la lista. Después llego el momento de Pep Cruz que deleitó al público con el bolero “Somos”. Los acróbatas de Mar i Cel (Raúl Grau, Luis Moya y Enrique Navarro) no podían faltar en esta gala, y con el escenario en rampa, una colchoneta y dos trampolines dejaron al público con la boca abierta al verles volar. 11096475_10206466217917759_8475360304503487477_o

Otro de los números a destacar fue “Mar i Euro”, realizado por Victor Arbelo, Dídac Flores, Xavi Lite, Xavi Navarro y Rubén Yuste. Un número hilarante que se ganó al público de calle con un remix de canciones de eurovisión y mar i cel perfectamente hiladas. La velada se iba acabando pero no podía ser de mejor manera: canciones como “Les Pomes” o “Per què he plorat?” interpretadas por todas las actrices que había intervenido en esos números para acabar con la traca final, “L’Himne dels Pirates” interpretado por los 3 elencos que habían formado y forman parte de esta producción.

Como opinión personal sólo puedo decir que no me puedo sentir más privilegiada. Para alguien que le apasiona el teatro, y en concreto el musical, fue un lujo poder disfrutar esa noche de grandes voces, grandes talentos y sobre todo grandes personas sobre ese escenario. Así que desde aquí darles la enhorabuena a todos por el trabajo que realizaron. Y una vez más mil gracias y mi enhorabuena a Toni Viñals por su papel de presentador que estuvo increíble.

Y para los que no hayáis podido ver la gala no os preocupéis que se emitirá el próximo día 23 de Abril (Sant Jordi) a las 22h en la Xarxa de Televisións Locals.

Una de Mor(isc)os y Cristianos

Hay que ver cómo es la vida. O no te da nada o te lo da todo de golpe. Bueno…sea como sea prefiero la segunda opción.

Después de mucho tiempo mordiéndome la lengua (cosas de actores, ya lo entenderéis…) por fin salió la noticia en prensa. Bueno, la noticia se venía conociendo desde hace tiempo. Hace meses que los que se dedican a esto y los que lo estudiamos sabíamos que iba a regresar un clásico de la compañía Dagoll Dagom: Mar i Cel (mar y cielo). Lo que no sabíamos era el elenco. Llamadme bruja o lo que queráis pero en cuanto salió la noticia de que Dagoll Dagom convocaba audiciones para la reposición de este musical tuve la sensación de que mi admirado Toni Viñals iba a ser elegido (sin saber si quiera si se había presentado), y como últimamente todo lo que presiento parece que se hace realidad sólo era cuestión de esperar.

Y un día sin más, de casualidad…¡Sorpresa!

capcalera-maricel-2

 

Nuevo musical, nuevo personaje, nuevos textos que aprenderme, nuevas canciones…preparada para vivir una nueva experiencia teatral y disfrutar con el talento del mejor amigo que se puede tener.

Me hace mucha ilusión este nuevo proyecto de Toni. Primero porque siempre es un orgullo y una gran alegría ver que no para de trabajar (por algo será) y segundo porque va a ser un reencuentro en todos los sentidos: un reencuentro con el Teatre Victoria que tantos buenos momentos me hizo vivir con “40 El Musical”, un reencuentro con Rubén Yuste (que hace mucho que no le veo y también forma parte del elenco) y un reencuentro, como espectadora, con dos actores que me hicieron apasionarme por el teatro y que me hicieron vivir una época muy feliz: Rubén y Toni. Dos personas increíble que conocí hace ya cerca de 5 años en el musical de “Spamalot” y ahora se vuelven a encontrar, vuelven a trabajar juntos y yo volveré a verles encima de un escenario juntos…¿para cuando un encuentro en el que los tres estemos actuando, chicos? Seguro que algún día, todo llegará. De momento muy feliz de poder disfrutar viéndoles desde la butaca. Así que sólo queda esperar al estreno. De momento hoy han empezado los ensayos (seguro que) con mucha ilusión. Ahora toca darle duro, pero seguro que el trabajo se verá recompensado. No tengo ninguna duda de el trabajo de estos dos artistas.

¡Mucha mierda, chicos, y que vayan bien los ensayos!

Al resto de lectores sólo avisaros que el musical se estrenará el día 24 de Septiembre (con previas desde el 20 de septiembre) en el Teatre Victoria de Barcelona. No os lo perdáis y correr a comprar las entradas que vuelan.

“Les veles s’inflaràn, el vent ens portarà com un cavall desvocat per les ones”

Nit de musicals

NitMusicals0157

Un título que se viene repitiendo en mi vida muy a menudo, tanto que ya las noches no son nada si no hay un teatro y gente subida en el escenario cantando, bailando y actuando. Llamadlo obsesión o lo que queráis, pero si esa obsesión me hace la persona más feliz del mundo que dure muchos años.

Pero en este caso se trataba de un compendio de los grandes musicales que se han hecho en Catalunya. Más concretamente en los que ha participado Albert Guinovart (pianista y compositor). Un concierto en el que algunas de las mejores voces del panorama musical catalán (y porque no decirlo, español) se juntaron para interpretar temas de grandes musicales como “Flor de Nit”, “Paradís”, “Gaudí”, “La Vampira del Raval”, Crim i Càstig i, claro está, el próximo en reestrenarse, “Mar i cel” (pero de este ya hablaremos en próximas entradas).

Una velada magnífica, no pudo ser de otra manera. ¿No os da envidia? ¿Y si os digo que el concierto se realizó en el Teatre Grec de Barcelona? ¿Habéis estado? Yo no, y la verdad es que el sitio no podía ser más bonito y romántico (estaría sensible esa noche). Los jardines, el teatro, la brisa del verano en una noche de luna llena en Barcelona…¿Se podía pedir algo más? Pues si. Como siempre digo, estar bien acompañada, ¿no? Pues efectivamente. A todo eso, sumadle la compañía de esas grande voces que os comentaba antes. Un sitio tan bonito, una noche tan mágica…no podía estar completa sin Iván Labanda, Mone Teruel y Toni Viñals.

Fue una noche especial llena de reencuentros. Mucho tiempo sin verles. Tenía muchas ganas de abrazarles y pasar con ellos una noche así. Pero que yo os lo cuente no tiene gracia. Aquí tenéis una degustación de algunas canciones que cantó Toni:

¿Ahora me entendéis cuando digo que fue una noche mágica? Problemas de sonido…bueno, alguno hubo. Nadie es perfecto. Pero teniendo esa compañía y esas voces quién se estaba fijando en el sonido.

¡Noches mágicas y personas que son  y dan la felicidad!